Roba un iPhone delante de las cámaras y la policía termina arrestándolo

Roba un iPhone delante de las cámaras y la policía termina arrestándolo

Lo único que le quedaba por robar era un iPhone en su lista de delitos.

Compartir

Apple Store Fachada

Robar nunca es una buena idea, y si es un dispositivo de Apple aún menos si cabe. Esta pasada semana se ha dado con un hombre que robo un iPhone el pasado 30 de enero en una sucursal de telefonía móvil de la compañía Sprint en Miami, Estados Unidos. El robo en cuestión se perpetuó simplemente cortando el cable de seguridad del terminal que se encontraba expuesto y saliendo corriendo del establecimiento. Para desgracia del caco, las cámaras del lugar captaron todo lo sucedido cogiendo de lleno la cara del ladrón en el momento que huía.

Ladrón tienda Sprint Miami
Fuente de la imagen: local10.com

Podría interesarte | El coronavirus también afectará a la producción de los AirPods

El delincuente en cuestión era ya conocido por la policía del lugar. Nicholas Garcia de 33 años fue arrestado este pasado Jueves tras no ser encontrado por los agentes de la ley tras el suceso en las inmediaciones del acto. Garcia contaba además con otras dos ordenes de arresto vigentes por huida de la escena de un accidente con daños a la propiedad y por conducir con el permiso de circulación caducado. Además a estos cargos se les suman ahora los de agresión con agravantes a un oficial de la ley, resistencia, huida, alusión y robo a gran escala de un vehículo. Una cartilla de lo más completa.

Un robo muy poco fructífero

Robar un iPhone no sirve para mucho en la mayoría de casos. Los dispositivos de Apple cuentan con muchas medidas de seguridad en los establecimientos cuando hablamos en términos del lugar del robo, y además luego solo suelen servir para piezas, ya que los bloqueos que se llevan a cabo cuando un terminal como este se sustrae dejan el teléfono en la mayoría de los casos inservible. Por desgracia parece ser que los ladrones no están muy puestos en estos temas, y lamentablemente siguen siendo dispositivos muy codiciados, aunque luego solo vayan a servir de pisapapeles.