Cómo limpiar correctamente los AirPods Pro

Cómo limpiar correctamente los AirPods Pro

Cuida tus AirPods Pro y te durarán mucho tiempo.

Compartir

AirPods Pro

Ya hace unos meses que se lanzaron los AirPods Pro. Fuiste de los primeros que los tuvo y bueno, tras un buen tiempo de uso tus auriculares están un poco… digamos sucios. Esto es algo común, y es que los auriculares In-Ear, como su propio nombre indica, se introducen dentro de la cavidad de nuestra oreja, y eso puede llegar a ensuciarlos bastante. Para remediar en parte esto es muy importante disponer de una higiene personal lo más completa posible, aunque en muchos casos cada uno tiene un oido diferente y hay personas que pueden generar más cerumen que otras, por lo que podrían ensuciarlos más.

En cualquier caso, es muy recomendable mantener la higiene y limpieza de nuestros AirPods Pro, y tener como hábito cada cierto numero de horas de uso el darles una buena limpieza. De esta forma nuestros auriculares se mantendrán como nuevos más tiempo, evitaremos infecciones innecesarias y podremos disfrutarlos con total tranquilidad. Sigue leyendo si quieres saber cómo mantener correctamente limpios tus AirPods Pro.

Esto es lo que necesitas para mantener los AirPods Pro limpios

A parte de un poco de paciencia y tiempo estas van a ser las herramientas y productos que precisarás para la correcta limpieza de tus AirPods:

-Alcohol isopropílico de entre 70 y 90% de pureza.

-Bastoncillos de algodón.

-Toallitas de papel o una gamuza seca.

-Cepillo de dientes (que no haya sido usado para lavarse los dientes).

-Pasta adhesiva tipo Blu-tack.

-Jabón liquido y agua caliente.

Todo listo para limpiar
Fuente de la imagen: soundguys.com

Ten a mano además algún pequeño recipiente que necesitaremos para poder mezclar el jabón con el agua caliente.

Comenzamos con la limpieza

Lo primero que haremos será situarnos en alguna mesa o superficie en la que podamos trabajar cómodos. Una vez ubicados y con todo el material necesario presente procederemos a desmontar las almohadillas de silicona de nuestros AirPods Pro y a sumergirlas en el agua caliente con jabón que hemos mencionado antes. Por el momento los dejaremos sumergidos hasta más adelante.

Lo siguiente será desprendernos de toda la suciedad que pueda estar adherida a la membrana del auricular (la que queda libre una vez quitamos las almohadillas). Para limpiarla correctamente lo que haremos será, con mucho cuidado y sin ejercer demasiada presión, frotar la zona de la membrana con las cerdas del cepillo de dientes, pero en vez de frotar el cepillo contra la membrana lo que haremos será sujetar el cepillo y frotar la membrana contra él. De esta forma podremos realizarlo de una forma más precisa y cuidadosa. Así deberíamos quitar bastante del cerumen que se haya podido ir pegando a esta zona, aunque posiblemente no se vaya todo. No pasa nada, procederemos al próximo paso.

Mojar bastoncillo algodon
Fuente de la imagen: soundguys.com

Podría interesarte | No te imaginas dónde encontró este hombre su AirPod perdido

Haciendo una bolita con la pasta adhesiva Blu-tack o similar, haremos que los restos que se nos hayan quedado en la membrana tras frotarla con el cepillo se peguen a la pasta. La aplicaremos y retiraremos con mucho cuidado y sin aplicar demasiada fuerza al ponerla para evitar que se quede demasiado pegada. Tras este paso la membrana de nuestros auriculares debería de lucir como nueva.

Tras esto lo próximo que haremos con los bastoncillos de algodón y el alcohol isopropílico será, mojando levemente el algodón del bastoncillo en el alcohol, frotarlo por toda la superficie de los auriculares. El alcohol isopropílico es perfecto para la limpieza de dispositivos de este tipo, dadas sus propiedades anti-grasa, elimina la suciedad e higieniza sin dejar restos. Este mismo método lo emplearemos para limpiar también el estuche de los AirPods, con cuidado lo limpiamos bien con el alcohol y los bastoncillos.

limpiar estuche airpods
Fuente de la imagen: soundguys.com

Para ir acabando, el siguiente paso es retirar las almohadillas que teníamos sumergidas en agua caliente con jabón y aclararlas bajo el grifo (sobretodo con cuidado de que ninguna se nos escurra). Una vez aclaradas procederemos a secarlas lo mejor que podamos con las toallitas de papel o gamuza. A pesar de que las hayamos secado manualmente la silicona tiende a retener un poco de humedad, por lo que una vez secas es recomendable que la dejemos airear un poco. En unos 20-30 minutos deberíamos tener nuestras almohadillas listas. Ahora solo queda volver a colocarlas en nuestros AirPods Pro y seguir disfrutando de ellos.

Algunas cuestiones a tener en cuenta

Sobretodo con las almohadillas, pero también es aplicable a los AirPods en sí mismos, este proceso no eliminará la decoloración o coloración de las superficies. Por el uso, las almohadillas por ejemplo pueden volverse de un tono amarillento. Esto es irreversible y no conseguiremos que desaparezca aún limpiando los AirPods Pro con el proceso que hemos descrito.

Por otra parte, como indicábamos al principio de este tutorial, la higiene personal es un factor a tener en cuenta, pero no hemos de olvidar que el cerumen de nuestros oídos es bueno, y que se produce como indicábamos como una capa protectora entre el exterior e interior de los mismos. No hay que obsesionarse con esto, es normal que los AirPods se ensucien, pero si se limpian de forma regular se mantendrán en buen estado durante mucho tiempo.