El día que Steve Jobs obligó a 500 personas a desactivar el...

El día que Steve Jobs obligó a 500 personas a desactivar el Wi-Fi de sus dispositivos

Steve era único y esta anécdota lo demuestra.

Compartir

steve jobs iPhone 4 wifi

De Steve Jobs tenemos numerosas anécdotas, desde directivos que le robaron un Mac por accidente hasta increíbles edificios que son sedes de grandes compañías como Pixar, sin embargo pocas anécdotas pueden ser tan visibles como la que os traemos hoy.

Y decimos que es visible por que literalmente podemos ver este gracioso momento ya que sucedió durante una de las keynote más importantes y, lamentablemente, una de las últimas del cofundador de Apple.

El iPhone 4 y los problemas con el Wi-Fi

Tenemos que retroceder en el tiempo hasta el año 2010, un año importante para Apple en el que la compañía lanzó el iPad y el iPhone 4, el mayor cambio de diseño que hasta entonces había sufrido el smartphone de la manzana. El iPhone 4 trajo un nuevo diseño, flash led a la cámara trasera, una cámara delantera, la increíble pantalla Retina y muchísimas cosas más.

Steve Jobs se subió al escenario para mostrar todas estas mejoras, sin embargo se encontró con un problema, al intentar entrar en la web de The New York Times el dispositivo tardaba más de lo normal, hasta tal punto de que Steve “canceló” esa demostración y pasó a la siguiente.

Steve Jobs iPhone 4 web

Poco después volvió a aparecer sobre el escenario y Steve, sin temor al que dirán, sugirió a los asistentes a aquella WWDC 2010 que se desconectara del Wi-Fi si querían ver más demostraciones del nuevo iPhone. Jobs aseguró que había más de 500 dispositivos conectados a la red Wi-Fi del auditorio y que por ese motivo el iPhone no podía cargar correctamente ni conectarse a internet.

Steve fue muy claro, “si queréis ver más demos del iPhone 4, tendréis que desconectaros de la red y dejar vuestros ordenadores en el suelo”. Los allí presentes no daban crédito al principio, pero después aceptaron, está claro que querían conocer más del nuevo dispositivo. Steve pudo continuar después con la presentación y mostrar una de las funciones estrella de aquel nuevo iPhone 4: Face Time. En el vídeo de abajo puedes ver el momento exacto en el que Steve hace esta sugerencia.

Seguramente el enfado de Steve Jobs al salir momentáneamente del escenario después de no poder cargar una web con el nuevo y flamante iPhone 4 fue de época, y seguro que también se tomarían medidas para que esto no volviera a suceder. Con tan solo tener dos redes Wi-Fi diferentes, una exclusiva para los dispositivos que se muestran, se habría solucionado el problema.