¿Un iPhone 12 con batería extraíble? Es lo que parece querer la Unión Europea

    Apple podría verse obligado por ley a instalar baterías reemplazables por el usuario.

    batería iPhone

    Para bien o para mal en pleno 2020 el asunto de las baterías en los dispositivos móviles vuelve a estar sobre la mesa. Según el medio holandés Het Financieele Dagblad y tal y como XDA Developers se ha hecho eco, una nueva propuesta de la Unión Europea planea obligar a todos los fabricantes de smartphones a hacer uso de baterías reemplazables en sus dispositivos.

    Hace tan solo unos años, reemplazar la batería de nuestros dispositivos móviles era algo que podíamos hacer en casa sin gran esfuerzo, normalmente desmontábamos la trasera de nuestro teléfono, sacábamos la batería gastada y la reemplazábamos por una nueva. Algo sencillo y que prácticamente a todo el mundo le había tocado hacer en algún momento. Fue la llegada de Apple al mundo de la telefonía la que puso este aspecto patas arriba, pues jamás han creado un iPhone al que se permita un acceso sencillo para el usuario a su interior. Esto ya trajo hace unos años de cabeza a Apple cuando fue acusada de obligar a sus usuarios a pasar por su servicio técnico si o si si querían cualquier tipo de reemplazo, e incluso tuvo que abrir un programa de reemplazo de baterías a precios realmente bajos para lo que nos tienen acostumbrados los de Cupertino.

    Batería de iPhone

    Podría interesarte | 13 trucos para mejorar la autonomía de la batería de tu iPhone con iOS 13

    Parece ser que la disputa por este tema vuelve a la mesa, y es con los argumentos que Apple expuso durante estas disputas, a la larga lo que hizo es que el resto de marcas optaran por implementar dispositivos sellados, obligando así a sus usuarios a tener que acudir para cualquier cambio de batería al servicio técnico, preferentemente el oficial si querían seguir manteniendo sus garantías. Ahora la Unión Europea planea obligar a todos los fabricantes a diseñar dispositivos que permitan el acceso a los usuarios a un reemplazo sencillo por su parte de la batería del terminal, algo que podría resultar contraproducente para características que tenemos a día de hoy en nuestros smartphones, como los certificados contra humedad y polvo.

    Los argumentos que Apple cito para defender el acceso al interior del iPhone acabaron animando al resto de fabricantes a hacer los mismo.

    La Unión Europea ya ha demostrado que puede ejercer su fuerza en estos aspectos. Ya lo vimos con la obligación de un cargador único para todos los dispositivos, que ha obligado a todas las compañías a implementar el USB-C, del que solamente Apple no se ha pronunciado todavía. Por lo que esto podría derivar en un paso atrás para la tecnología actual haciéndola más delicada y menos resistente, veremos cómo acaba este tema conforme pase el tiempo. Por el momento podemos asegurar que Apple tendrá que implementar el USB-C en algún momento entre las dos próximas generaciones y que la posibilidad de ver un iPhone con baterías intercambiables es algo que existe.