Los smartphones Android se devalúan el doble de rápido que los iPhone

Los smartphones Android se devalúan el doble de rápido que los iPhone

¡El iPhone supone una mejor inversión a largo plazo!

Compartir

Android iOs

La eterna disputa a la hora de definir si es mejor un iPhone o un Android pone varias ventajas y desventajas sobre la mesa. Y es que digan lo que digan, cada sistema operativo tiene funcionalidades en las que absolutamente supera al otro. Pero una en particular ha sido esclarecida en un reciente estudio, dejándonos mucho que pensar.

De acuerdo con los resultados publicados por la analista Bank MyCell, los smartphones Android se devalúan el doble de rápido que los iPhone. Y si hace unos años esta era una conclusión obvia, al día de hoy y considerando el nivel de desarrollo de los dispositivos Android, estos resultados resultan bastante curiosos.

Móviles Android se devalúan más rápido que los iPhone

Según el estudio de las “Estadísticas de depreciación del teléfono celular 2019-2020”, los dispositivos Android sufren pérdidas de intercambio del 71,41% al 79,66% en los primeros 2 años, mientras que los dispositivos iOS pierden un promedio de 23.45% de su valor de reventa en el primer año.

Los resultados de han sido compartidos en un gráfico que permite observar la depreciación de los dispositivos iOS en comparación con los Android emblemáticos, que caen en valor al doble de la tasa en los primeros 24 meses.

Depreciación de móviles Android y iOS

Para los dispositivos Android, el panorama empeora con el paso del tiempo. Estos sufren enormes pérdidas de intercambio de 71.41% a 79.66% en los primeros 2 años, sumada a una depreciación inferior al 10% en el tercer y cuarto año. Por su parte los iOS registran una depreciación 23.45% de su valor en el primer año, con pérdidas de 4 años que oscilan entre 45% a 33.09% año tras año.

En comparación con los iPhone, en promedio, los móviles Android se deprecian el doble de rápido, perdiendo el 45.18% de su valor de intercambio en el primer año, mientras que esta es la depreciación que Apple sufre en su segundo año.