Comenzar a fabricar en India no le ha resultado nada fácil a...

Comenzar a fabricar en India no le ha resultado nada fácil a Apple

Apple ha enfrentado un verdadero reto para fabricar fuera de China.

Compartir

iPhone

El medio digital The Information publicaba ayer un extenso informe acerca de los desafíos a los que Apple ha tenido que enfrentarse para poder expandir su mano de obra a India. Las condiciones insalubres y la falta de estándares de seguridad en el entorno laboral junto con unas políticas comerciales proteccionistas han acabado transformándose en costes añadidos que han hecho aumentar la factura por componentes de los dispositivos de los de Cupertino.

Como se explica en el reporte, en 2018 Apple quiso entablar una relación comercial con la manufacturera india “Superpacks”, que operaba una gran planta en Bangalore. Apple envió a sus auditores a evaluar las practicas y condiciones profesionales que se daban en la planta de la compañía y esto reveló multitud de negligencias por parte de “Superpacks”. Como comentan en el informe citando a una persona cercana a Apple como fuente:

“El lugar no tenía medidas de seguridad para el almacenaje de químicos, no monitorizaba el ruido ni el malgasto de agua, y no disponía de muchos de los permisos medioambientales y de construcción que precisaban. La planta no disponía de boca de incendios, y ni siquiera podía suministrar agua potable a sus empleados”.

Apple pasó meses intentando que “Superpacks” mejorará sus instalaciones y presionó para que arreglarán sus deficiencias, hasta que llegado un punto la compañía india dejo de responder y de actualizar sus cambios a Apple, a lo que estos finalmente optaron por no asignar ningún contrato comercial a la firma.

Tim Cook

Podría interesarte | Digitimes: el iPhone SE 2, o iPhone 9, se retrasa por el coronavirus

Aunque en este tiempo Apple ha conseguido establecer la fabricación de algunos productos en territorio indio, como es el caso de iPhone 7 fabricado por la compañía Wistrom, la gran mayoría de sus dispositivos siguen fabricándose en China. Apple debe seguir haciendo todo lo posible por diversificar sus factorías dadas las circunstancias actuales. El primer toque de atención fueron los aranceles que el gobierno de Donald Trump quiso imponer a los productos fabricados en China, y ahora hemos visto como la compañía de la manzana se ha visto obligada a cerrar sus fabricas a razón del brote de coronavirus que se está sufriendo en el país.

Como avance en la larga andadura de Apple en India, al menos el gobierno ha rebajado las exigencias acerca de la procedencia de los componentes, lo que podría traducirse en que Apple pudiera abrir la Apple Store Online en el país para finales de este año y una Apple Store física para principios de 2021.