¿Que por qué prefiero un iPhone? 2 de cada 5 dispositivos Android...

¿Que por qué prefiero un iPhone? 2 de cada 5 dispositivos Android corren peligro de ser hackeados

Más de 1.000 millones de dispositivos Android tienen riesgo de recibir un ataque.

Compartir

hacker

Una serie de expertos han llevado a cabo un interesante análisis cuyos resultados indican que el 40 % de los dispositivos Android están en riesgo de recibir un ataque hacking.

En otras palabras, dos de cada cinco terminales que ejecutan el sistema operativo Android a nivel internacional ya no reciben importantes actualizaciones de seguridad por parte de Google. Por lo tanto, son más proclives a ser vulnerables ante ataques de malware.

El estudio ha sido llevado a cabo por “Wich?”, y nos revela qué smartphones podrían ser potencialmente afectados por ataques de hackers. Curiosamente, no todos ello son modelos antiguos y algunos todavía están disponibles en el mercado. Por lo tanto, se trata de unos datos muy interesantes de cara a los consumidores.

Te puede interesar | 13 pequeños detalles visuales de iPadOS 13 que marcan la diferencia con respecto a Android

El potencial riesgo de los dispositivos Android

malware virus android

Los expertos de “Wich?” han seleccionado una serie de teléfonos y tablets Android para analizarlos en sus laboratorios, incluyendo algunos terminales aún disponibles en mercados digitales como Amazon, y han descubierto que es relativamente fácil que sufran un ataque de malware u otras amenazas similares.

Estos investigadores han realizado diversas pruebas a teléfonos pertenecientes a fabricantes como Motorola, Samsung, Sony, LG y Google. Entre las vulnerabilidades que han encontrado, algunas de ellas permitirían a atacantes robar información personal e incluso tomar el control de un teléfono, incluso hacer que los legítimos propietarios paguen elevadas facturas por servicios que no han utilizado.

Te puede interesar | Los 1.000 y un significados del emoji italiano “capisci”

Las actualizaciones de seguridad en iOS y en Android

android

Es reseñable añadir que las generaciones más recientes de teléfonos Android no corren ningún riesgo en el ámbito de la seguridad, al menos no de forma inmediata. Pero sin las necesarias actualizaciones de seguridad, el riesgo de recibir un ataque hacker crece exponencialmente.

Apple no tiene este problema con sus smartphones y sus tablets, dado que sus dispositivos tienen una larga vida útil antes de quedarse obsoletos. Por otra parte, Android es un sistema mucho más fragmentado, con decenas y decenas de fabricantes lanzando cientos de teléfonos móviles y tabletas.

Cualquier usuario de Android que tenga un teléfono que haya sido lanzado alrededor del año 2012 debería estar especialmente preocupado por su seguridad. Y hablamos de dispositivos tan populares como Samsung Galaxy S3 o Sony Xperia S. Esta clase de dispositivos tan antiguos ejecutan una versión de Android que no es compatible con las últimas actualizaciones de seguridad y mejoras de Google.

“Es muy preocupante que dispositivos Android tan caros tengan una vida tan corta antes de que pierdan soporte de seguridad – dejando así a millones de usuarios en riesgo de serias consecuencias si caen como víctimas ante un ataque de hackers.”

Según las estimaciones de “Wich?”, más de 1.000 millones de smartphones y tablets Android se encuentran en riesgo de recibir un ataque hacker. Desde Google se han negado a responder ante este estudio, lo cual indica que no tienen ningún plan previsto para lanzar una actualización de seguridad especial para los terminales Android más antiguos.

Te puede interesar | Esta curiosa app de la NASA te permite pilotar la nave espacial de SpaceX

La industria de la telefonía y la obsolescencia programada

apps

Es importante que todo fabricante de smartphones tenga una cierta transparencia, al menos en lo que se refiere a durante cuánto tiempo piensan seguir lanzando actualizaciones (de seguridad) para cada modelo. Debería existir una legislación que obligue a las compañías a especificar este tipo de información, de tal forma que los consumidores tengan más datos con los que trabajar a la hora de tomar decisiones en sus compras.

“El gobierno debería planificar una legislación para asegurar que las compañías de manufacturación son más transparentes acerca de las actualizaciones de seguridad de dispositivos inteligentes y su impacto en los consumidores.”

Por otra parte, la industria de la telefonía móvil también debería hacer un mejor trabajo a la hora de ofrecer soporte y ayuda a los clientes en cuanto a sus opciones cuando las actualizaciones de seguridad ya no están disponibles. Porque la obsolescencia programada es algo que jamás desaparecerá, la tecnología avanza cada día a pasos agigantados y las compañías deben seguir innovando, aunque esto suponga tener que dejar atrás a los smartphones y a las tablets más antiguos/as.