Nueva York se está quedando sin iPhone 11 por el coronavirus y...

Nueva York se está quedando sin iPhone 11 por el coronavirus y esto podría extenderse a otros lugares

¡El coronavirus sigue generando incertidumbre en la producción del iPhone!

Compartir

iPhone 11 y 11 Pro portada 2020

La producción de Apple se ha visto afectada como consecuencia del cierre de fábricas en los países donde existe alto riesgo de contagio de coronavirus. Si bien desde un primer momento, la compañía ha tomado medidas para proteger a sus trabajadores y ha sido optimista sobre la posibilidad del control de este virus, no todo ha salido según los planes y en algunas ciudades han comenzado a rozar la línea roja de disponibilidad de ciertos dispositivos.

Según un informe del New York Post, en la ciudad de Nueva York se han empezado a notar una disminución en la oferta de iPhone, especialmente entre los minoristas quienes afirman poseen un bajo número de modelos de iPhone 11‌ y iPhone 11 Pro.

Nueva York se está quedando sin iPhone 11 por el coronavirus

Desde diversas fuentes aseguran que la causa principal del bajo inventario de iPhone se debe a que los operadores están almacenando los dispositivos en almacenes en lugar de en tiendas minoristas. Lo que podría significar un esfuerzo para controlar la cadena de suministro en caso de cualquier escasez importante de dispositivos.

Igualmente, el informe asegura que muchos empleados minoristas creen que la causa de la escasez se debe a “existencias bajas y envíos poco frecuentes, con poca orientación sobre cuándo las cosas podrían volver a la normalidad”.

Hasta ahora, Apple y otras importantes empresas tecnológicas han tenido que alterar sus planes, como consecuencia del virus que se ha expandido en varios países. Hace pocos días, desde Cupertino limitaron los viajes de sus empleados a los países de riesgo, mientras que los eventos tradicionales de compañías como Google, o el festival SXSW 2020 han tenido que ser cancelados.

Con todo este panorama en la industria tecnológica se cree que el próximo golpe para Apple se la cancelación de su conferencia de desarrolladores WWDC 2020 y un posible retraso en la producción del iPhone 12.