El interminable viaje del iPad hacia las estrellas

    La NASA se encarga de decidir qué dispositivos tecnológicos pueden llevar los astronautas de la Estación Espacial Internacional.

    tierra

    A día de hoy, los astronautas de la Estación Espacial Internacional llevan consigo toda clase de gadgets, smartphones y tablets. Estos dispositivos de tecnología les ayudan a tener una sensación de comfort y sentirse como en casa.

    Pero para que un dispositivo como un iPad llegue a orbitar el planeta Tierra a bordo de la Estación Espacial Internacional tiene que recorrer un largo camino. La NASA se encarga de aprobar todos y cada uno de los gadgets que los astronautas suben allá arriba.

    Pero se trata de un camino cada vez más corto, ya que la NASA lleva enviando dispositivos de Apple desde 2012, cuando enviaron dos iPhone 4s e incluso un iPod.

    Te puede interesar | 13 pequeños detalles visuales de iPadOS 13 que marcan la diferencia con respecto a Android

    La tecnología en la Estación Espacial Internacional

    astronauta

    Llevar un iPad al espacio no tiene como único propósito jugar a Angry Birds Space. La tablet de Apple, especialmente los modelos de últimas generaciones, tiene un gran potencial en términos de productividad, usabilidad y portabilidad. Y es por ello que es el dispositivo de tecnología «común» preferido por los astronautras. Y decimos común porque la Estación Espacial Internacional está repleta de apasionantes avances tecnológicos que dejan al iPad prácticamente en ridículo.

    En muchas ocasiones, ciertas compañías contactan con la NASA para ofrecer un software para iPhone y iPad. Este software se utiliza en los dispositivos de Apple a bordo de la Estación Espacial Internacional con el fin de realizar pruebas en unas condiciones específicas.

    Pero, tal y como detallábamos con antelación, para que un iPhone o un iPad (así como cualquier otro gadget) pueda orbitar el planeta Tierra en el vasto y sobrecogedor espacio debe pasar un riguroso y proceso de certificación que, a veces, llega a tomar hasta dos años.

    Se trata de un proceso primordial mediante el cual la NASA se asegura de que sea un dispositivo apropiado y seguro para utilizar a bordo de la Estación Espacial Internacional.

    Por ejemplo, hace unos años, el astronauta Richard Garriott quiso llevar su iPod al espacio. Para que aprobaran el dispositivo, tenía que retirar la batería interna, dejarla en el planeta Tierra y conectar el dispositivo a una batería externa de la Estación Espacial Internacional. Al final, optó por dejar su iPod en casa.

    El mayor problema de llevar dispositivos tecnológicos al espacio está íntimamente relacionado con la seguridad. Recordemos que las leyes de la física en el espacio no funcionan como aquí en el planeta Tierra, donde ya vemos como las baterías de muchos smartphones explotan y se incendian con relativa facilidad.

    Sea como fuere, actualmente ver a un astronauta con un iPhone o con un iPad allí arriba, entre las estrellas, es algo completamente normal y corriente.

    De hecho, durante el mes de agosto de 2019 el astronauta Luca Parmitano dio un concierto vía streaming desde la Estación Espacial Internacional mezclando música desde su iPad mientras los asistentes disfrutaban de la fiesta en un escenario preparado aquí abajo, en el planeta Tierra.

    Te puede interesar | Esta curiosa app de la NASA te permite pilotar la nave espacial de SpaceX

    Los astronautas usan iPhone, iPad, cámaras, robots y toda clase de gadgets

    astronauta

    Dispositivos electrónicos como el iPhone se utilizan habitualmente para tareas como rastrear la orientación de la Estación Espacial Internacional mediante sus sensores acelerómetro y giroscopio. Aunque también se usan para capturar bonitas imágenes del planeta Tierra.

    El iPad, por su parte, es una herramienta muy importante para muchos astronautas. Usan la tablet de Apple para apuntar notas, explorar la web en busca de noticias del planeta Tierra, utilizar aplicaciones especiales para llevar un seguimiento de sus experimentos científicos y mucho más. Al fin y al cabo es mucho más cómoda de usar que un ordenador portátil de mayor tamaño.

    Te puede interesar | Todo lo que necesitas saber sobre el iPad Pro (2020) de cuarta generación

    Sin embargo, los astronautas también llevan consigo otro tipo de dispositivos como cámaras, relojes inteligentes y hasta las gafas de realidad aumentada HoloLens de Microsoft.

    El caso de las HoloLens es muy curioso, porque permite a los miembros de la NASA que se encuentren en el planeta Tierra ver a través de los propios ojos (con la percepción en primera persona) de los astronautas de la Estación Espacial Internacional. Y esto es realmente útil, porque ayuda a solventar problemas de un modo más cómodo, rápido y eficiente.

    Y así es, queridos lectores/as, como el iPad de Apple se las ingenió para viajar hasta las estrellas.