Apple estaría considerado seriamente retrasar el lanzamiento del iPhone 12 planeado para...

Apple estaría considerado seriamente retrasar el lanzamiento del iPhone 12 planeado para septiembre

El coronavirus podría hacer que el iPhone 12 se retrase, aunque no es algo extraño en la historia del iPhone.

Compartir

iPhone XR

Estos últimos meses están siendo realmente extraños para todos. Vivimos un tiempo confuso en el que todos nos hemos puesto de acuerdo para enfrentarnos a un enemigo común: el virus COVID-19. Desde los particulares a las grandes empresas, todos estamos poniendo de nuestra parte para dejar atrás esta pandemia. Sin embargo, tenemos claro que habrá consecuencias, y que no serán pocos los que se verán afectados por estas. Apple, por ejemplo, forma parte de este grupo.

La compañía de Cupertino, como otras tantas, se ha visto obligada a tomar medidas para proteger a sus empleados y clientes. Estas medidas han afectado a todas las áreas de la empresa, incluyendo las relacionadas con el lanzamiento de los próximos iPhone. Esto, en combinación con una débil demanda por parte de los consumidores, que tardaremos en recuperarnos de esta crisis un tiempo, ha hecho que, según indica el diario Nikkei, Apple se plantee retrasar el lanzamiento del iPhone 12.

Esta medida haría que la salida de estos nuevos dispositivos llegase unos meses más tarde, aunque esto no sería nada nuevo si echamos la vista atrás. Por ejemplo, la venta del iPhone X se inició en noviembre tras su presentación en septiembre, y la del iPhone XR en la última semana del mes de octubre. Así, no sería de extrañar que la compañía presentara los teléfonos en septiembre para que luego pasasen un par de meses hasta su lanzamiento oficial en tiendas.

Keynote

Te puede interesar | El iPhone 12 podría sufrir un retraso en su producción, pero no será por culpa del chip A14

No obstante, aún no hay nada decidido, y es que se trata de algo crítico para Apple. Al fin y al cabo, hablamos del producto que más beneficios le reporta a la compañía, y cualquier perturbación en los ingresos generados por este podría poner a la compañía en un aprieto a la hora de presentar sus resultados financieros. Esperemos que, de haber un retraso, este no sea especialmente notable, quizá hasta sea beneficioso para aumentar la expectación en torno al nuevo modelo.