Amazon retrasa el Prime Day por el coronavirus

Amazon retrasa el Prime Day por el coronavirus

¡Este 2020 el evento se podría celebrar en agosto!

Compartir

primeday-amazon

Hace poco menos de un año, Amazon compartía los resultados del Prime Day 2019, calificándolo como el “evento de compras más grande en la historia de Amazon”. Desde entonces, es probable que la gigante del comercio electrónico se haya preparado para obtener un resultado similar este 2020. Pero, al igual que otras tecnológicas y de diversos rubros en general, el coronavirus ha generado un cambio de planesen los eventos de las compañías más importantes. .

Este vierne la compañía anunció que retrasará el Prime Day, uno de sus eventos más rentables y más esperados por los consumidores de Estados Unidos. De momento, el evento de dos días generalmente tiene lugar en julio y se retrasa hasta agosto, según una publicación de BGR.

Amazon retrasa el Prime Day

primeday

Un nuevo informe publicado por Amazon afirma que el Prime Day se retrasará hasta agosto debido al coronavirus. Sin embargo, la fecha no está especificada y es muy posible que se retrase aún más a la espera de las consecuencias económicas del coronavirus.

Esta incertidumbre sobre los dos días de compras que ofrece la plataforma, con sorpresas y ofertas realmente llamativas para los suscriptores de Prime, representan un motivo de preocupación por posibles pérdidas. Durante el Prime Day, Amazon vende más que durante el Black Friday y Cyber ​​Monday combinados. Solo en año pasado sus clientes compraron 175 millones de artículos en pequeñas y grandes compañías de diversos rubros, por un valor de más de 2 mil millones de dólares, según un informe de Amazon.

Aunque por un lado las compras electrónicas significan la mejor alternativa para las personas que respetan la cuarentena por el COVID-19, esto no necesariamente significa más ingresos para las empresas. La pandemia también ha puesto en peligro los empleos, haciendo que cualquier gasto sea bien pensado y proyectando una disminución en la demanda de productos no esenciales en los próximos meses, en el mejor de los casos.