Cómo desinfectar tus dispositivos Apple ante el COVID-19

    desinfectar

    La llegada del COVID-19 ha supuesto un azote sin precedentes en la economía mundial, además del costo en vidas. Probablemente, cuando se dé por finalizada la pandemia, hayamos cambiado algunos hábitos y las cosas no sean como antes. Desde la manera en la que nos relacionamos o trabajamos hasta la forma de ver el mundo. Sin embargo, ¿has pensado en cómo cuidas tus dispositivos electrónicos? Pasas demasiadas horas con ellos entre las manos.

    Sí, nuestros teléfonos y tabletas acumulan gran cantidad de suciedad, ya que los tenemos continuamente entre las manos y nos lo llevamos a la cara. Un cóctel perfecto para que cualquier microorganismo pase a tu cuerpo y tengas algún problema de salud. ¿Sabes cómo desinfectar tus dispositivos? ¿No? Te lo decimos en este artículo.

    Te puede interesar | Evita bulos sobre el COVID-19: la OMS habilita un chat de WhatsApp para resolver dudas

    Cómo desinfectar tus dispositivos Apple ante el COVID-19

    En primer lugar, has de tener claro que no es lo mismo limpiar que desinfectar. para limpiar tu dispositivo, basta con un poco de agua jabonosa sobre una bayeta bien exprimida. Pero desinfectar es otra cosa bien distinta, para ello vamos a tener que utilizar los siguientes elementos, así que toma nota:

    • Una bayeta de microfibra o papel de cocina.
    • Lejía doméstica.
    • Agua destilada.
    • Un palillo de dientes.
    • Un envase vacío tipo pulverizador.
    • Guante de nitrilo o látex.

    Preparación de la disolución

    Esta preparación es sencilla de hacer, pero has de tener presente que su eficacia está limitada a 20 minutos, por lo que una vez que la prepares apresúrate a usarla para limpiar tu iPhone o iPad, al igual que tus AirPods, ordenador y accesorios. Como paso previo, apaga el dispositivo y quita la funda, ya sea iPhone o iPad. Toma el palillo de dientes y quita la suciedad acumulada en el conector Lightning. Muy importante que lo hagas con un palillo de dientes de madera o plástico, nunca metálico. Verás la cantidad de suciedad que puedes sacar de allí. Este punto basta con que lo hagas una vez cada 6 meses. Puede que gracias a esta limpieza tu carga sea mejor, porque de verdad que la suciedad acumulada puede llegar a afectar a este aspecto.

    Llega la hora de preparar tu producto desinfectante. Para ello, primero ponte guantes y vierte en el envase medio litro de agua destilada. Una vez hecho esto, añade un tapón, unos 5 mililitros de lejía. Pon el tapón y agita para se mezcle bien. Una vez que tienes la mezcla hecha, comenzamos con la limpieza.

    Pulveriza el producto sobre la bayeta o el papel de cocina y frota bien toda la superficie del dispositivo. Haz lo mismo con la funda, tanto por su cara externa como en la interna. Deja que todo se seque al aire y vuelve a poner la funda. Una vez hecho esto, no te olvides de otros accesorios como los AirPods o el cable de carga, que suelen ser los grandes olvidados.

    desinfectar

    Si quieres aprovechar y dar un repaso a tu ordenador, desconecta los enchufes en primer lugar, pulveriza líquido sobre la bayeta, nunca sobre la superficie del ordenador y frota bien. Es interesante que repases las teclas, lugar en donde habrá más suciedad y que quites los restos de polvo o comida con una brocha suave. Los sprays de aire comprimido funcionan muy bien en estos casos y no son nada caros.

    Es un buen momento además para limpiar los accesorios, como discos duros externos, alfombrillas de ratón y todo lo demás, Muchas cuidado, no sumerges nunca nada en los líquidos, basta con que la bayeta este ligeramente impregnada. ¿Te ha quedado claro cómo puedes por fin librarte de los gérmenes?

    Con estas simples medidas, realizadas una vez cada semana vas a tener tus dispositivos desinfectados. No es necesario que lo hagas a diario, bastan con mantener una limpieza diaria y realizar la desinfección una vez a la semana, dependiendo de las veces que tengas que salir a la calle. Recuerda que tu seguridad está por encima de todo, y que como medida preventiva, no has de dejar tus dispositivos a niños pequeños, tiende a llevárselo todo a la boca. Tampoco, por precaución, te los lleves al baño, no es el lugar más adecuado para que se mantenga en un buen estado de higiene.