España y el resto de la Unión Europea utilizarán la API de Apple y Google contra el coronavirus

    Apple y Google proponen una API de rastreo de casos de COVID-19

    Unión Europea API Apple y Google La API propuesta dentro de un acuerdo histórico entre Apple y Google para rastrear casos positivos de COVID-19 y prevenir la propagación entre el círculo cercano de la persona infectada, podría ser la alternativa escogida por la España y el resto de la Unión Europea, como una forma de unificar a todos los países bajo un estándar estándar común conocido.

    Antes de la propuesta de Apple y Google de una tecnología eficiente de rastreo de casos de coronavirus, que funcione incluso más simple que una aplicación móvil, la Comisión Europea planteaban la necesidad de una solución similar hecha bajo su propio enfoque. Pero el gran paso adelantado por las gigantes tecnológicas, parece la solución perfecta para ahorrar tiempo y recursos contra pandemia.

    De acuerdo con declaraciones hechas a Reuters por el del fundador de la startup alemana Arago y defensor la plataforma tecnológica paneuropea de preservación de la privacidad, Chris Boos, esta solución puede ayudar a acortar el camino hacia la implementación.

    Necesitamos preocuparnos menos por la estabilidad del sistema operativo y la calibración del dispositivo.

    La tecnología digital puede ayudar a dar advertencias específicas a las personas para que vean a sus médicos o se auto aíslan, lo que reduce la necesidad de bloqueos que han causado una gran interrupción económica. Sin embargo, esto también ha abierto un debate entre los partidarios de los sistemas descentralizados, incluidos Apple y Google, y los defensores de un enfoque centralizado en el que los datos confidenciales se almacenan en un servidor. Este último incluye a algunos gobiernos, lo que plantea la preocupación de que puedan poner a los ciudadanos bajo vigilancia. Al respecto Boos afirmó:

    Un modelo centralizado ofrece un potencial de gestión de pandemias mucho mejor sin infringir la privacidad. Pero debería ser la elección de un país. Puede recopilar los mismos datos además de un modelo descentralizado; solo significa que más personas tienen que mover datos sobre personas infectadas.

    A pesar de las ventajas que se encuentran en la propuesta de Apple y Google y todas las dudas que se han tratado de disipar desde la presentación de su iniciativa, los gobiernos no la descartan, pero no ocultan sus reservas. Apenas ayer el presidente de Estados Unidos, Donald Trump declaró que a pesar de ser una herramienta muy precisa, también es una con la que las personas tendrían «problemas constitucionales muy importantes”.