3D Touch ha muerto definitivamente, Haptic Touch está ahora en todos los iPhone

    ¡El iPhone SE incorpora el Haptic Touch!

    iPhone 3D Touch

    Con el lanzamiento del iPhone SE de segunda generación Apple ha eliminado definitivamente el 3D Touch en sus dispositivos. Sumado a la interrupción en las ventas del iPhone 8 y iPhone 8 Plus, Apple ya no ofrece iPhone con la pantalla sensible a la fuerza que comenzó a sustituir en su gama premium con el iPhone XR.

    Así en sustitución de la tecnología presentada como una gran novedad en los iPhone 6s y 6s Plus, la compañía decidió retomar el Haptic Touch y ahorrar en el costoso componente de pantalla de los iPhone que agrega algunas complejidades innecesarias a los dispositivos con 3D Touch, pero que en funcionalidad son completamente sustituibles con el Haptic Touch,Mientras que 3D Touch se apoya en el hardware, Haptic Touch lo hace a través del software.

    Con el iPhone SE Apple se despide del 3D Touch

    Para los usuarios con un iPhone anterior al iPhone XR y con planes de sustituirlo, es conveniente saber que ahora el Haptic Touch emplea el motor táctico del móvil para proporcionar reacciones hápticas cuando se presiona sobre la pantalla. Para usar esta función solo hay que mantener el dedo presionado sobre la pantalla. De inmediato el usuario puede sentir una pequeña vibración en su dedo y ver cómo aparecen menús que llevan a accesos directos o atajos en los iconos de las apps, previsualización en enlaces, u otros elementos dentro de la interfaz de usuario de ciertas aplicaciones.

    Te recomendamos| 7 mejoras del iPhone SE 2020 respecto al iPhone 8

    Las reacciones háptica sustituyen algunas de las funciones características del 3D Touch que a través de varios niveles de presión ofrecía las funciones “Peek” y “Pop” para previsualizar contenidos, abrir enlaces, accesos directos, menús, etc.

    Cada tanto Apple modifica características tradicionales en sus iPhone, como en su momento sucedió con el Touch ID, ahora y después de varios años de esperarlo, una característica que nunca terminó de funcionar como se esperaba dice adiós a los móviles de la manzana mordida.