Apple estaría planeando inundar el mercado de iPhone a pesar de la crisis

    Apple pretende anticiparse a lo que pueda suceder.

    Según recientes informes Apple habría informado a sus proveedores que planea aumentar la producción de dispositivos por encima de lo producido el pasado año, a pesar de que la actual crisis disminuya la demanda.

    Previamente al coronavirus los analistas apuntaban que las ventas del iPhone estarían alrededor de los 220 millones de unidades, gracias al lanzamiento del primer iPhone con 5G. El problema ahora es que la economía se está sumiendo en una recesión que está logrando batir récords en tasa de desempleo en zonas como los Estados Unidos y Europa, y esto pone en duda que se cumplan estas cifras de ventas.

    En cualquier caso, según informa el medio asiático Nikkei Apple pretende hacer aprovisionamiento de iPhones incluso si no puede venderlos, para adelantarse a una futura escasez de componentes que podría limitar la capacidad de producción del año que viene.

    El plan de los de Cupertino pasa por aumentar la producción desde marzo de este ejercicio a marzo de 2021, produciendo 213 millones de iPhone en este periodo y aumentando su producción un 4% respecto al mismo periodo del año anterior.

    Según cita Nikkei «Apple ha cerrado la mayoría de sus tiendas alrededor del mundo desde mediados de marzo mientras nueva pandemia del coronavirus continua. Pero se espera que la compañía acumule stock de sus nuevos iPhone con 5G debido a la preocupación generada por una posible escasez de componentes, a pesar de la posibilidad de una caída global de la demanda».

    Genius Bar

    Podría interesarte | Primeros rumores de un iPhone SE Plus para este 2020

    Estas nuevas cifras superan los 200 millones estimados inicialmente, por lo que algunos proveedores se sienten escépticos al respecto y esperan una disminución de la demanda de componentes para finales de año. Apple se estaría preparando para tener stock suficiente para otoño y la campaña de Navidad, tradicionalmente sus épocas más fuertes debido a la reciente presentación de sus dispositivos normalmente en septiembre.

    Por ahora los de Cupertino ya anunciaron en febrero que reducirían temporalmente los suministros de iPhone y que no podrían lograr sus cifras de ventas pronosticadas para el Q2 debido al parón sufrido por el virus. Habrá que ver como evoluciona el mercado estos meses para ver si su estrategia es entonces acertada o no.

    Sin embargo Apple cuenta con mucho efectivo, por lo que tendría sentido invertirlo y ser previsor para el futuro, antes que hacer corto en la producción y que esto acabara afectando también a sus ventas.