Produciendo un cortometraje con el iPhone 11 Pro: los inicios

    Un pequeño vistazo detrás de la cámara a un cortometraje realizado con el iPhone 11 Pro.

    Teclado iPad Air 2

    Nos encontramos en un tiempo complicado para todos. Cada uno de nosotros está cumpliendo su papel en esta guerra contra la COVID-19, y es que queremos recuperar la normalidad cuanto antes, sabiendo que cuando esto termine todo habrá cambiado. Sin embargo, también nos hemos encontrado con un tiempo de reflexión durante el cual podemos realizar tareas que, por un motivo u otro, no estaban a nuestro alcance en el pasado. Y quizá, para algunos de vosotros esto signifique dar rienda suelta a la imaginación.

    En este sentido, son montones las formas en que podemos lograr desarrollar montones de creaciones diferentes con las que dar algo que hacer a nuestra incansable mente. Pero si tenéis la suerte de disponer de un iPhone en vuestras manos, es posible que se os haya pasado por la cabeza darle uso a esas cámaras tan geniales de las que dispone para dar forma a una historia. Quizá un recuerdo de este momento único, o simplemente un relato de ficción sobre algo completamente diferente con lo que abstraernos.

    Te puede interesar | La nueva app de FiLMiC, ‘DoubleTake’, te permite grabar vídeo en el iPhone con más de una cámara a la vez

    Hoy, dando comienzo a una serie de artículos que iremos compartiendo sobre el tema, procuraré daros a conocer alguna de las posibilidades que ofrecen estas maravillas que tenemos en nuestros bolsillos. Concretamente, os enseñaré el desarrollo del que posiblemente sea el proyecto más improvisado que haya hecho hasta el momento, un pequeño cortometraje grabado totalmente con el iPhone 11 Pro y Filmic Pro con motivo del Cuarentena Film Festival llamado Uroboros.

    Antes de nada, debo indicaros que no se trata de un tutorial profesional ni mucho menos, y que lo que vais a encontrar aquí es mi experiencia personal con algunas recomendaciones añadidas, evitando biblias difíciles de leer. Y es que, cualquier forma de crear es buena si el resultado es el que buscábamos, o si es aún mejor de lo que imaginábamos.

    El comienzo: buscando una historia que contar

    Lo principal a la hora de poner en marcha vuestro pequeño proyecto, ya sea en aislamiento o fuera de él, es concretar la historia que queremos transmitir. Esa es la base para dar lugar a todo lo que vendrá después. En mi caso particular, buscaba transmitir como siento esa rutina cíclica que tan evidente se ha vuelto ahora que estamos en nuestros hogares y la necesidad de que esta continúe. Pero no hace falta complicarse tanto, cualquier detalle puede dar lugar a un gran relato para la posteridad.

    Te puede interesar | El estudio Vallée Duhamel realiza un corto grabado con el iPhone que llegará a las Apple Store

    De cualquier forma, lo que tenemos que tener claro es que no vale de nada que todas nuestras ideas permanezcan en nuestra cabeza. Tenemos que plasmarlas en algún documento, y para ello nos puede valer un procesador como Pages, que está incluido en todos los dispositivos con iOS actuales. También podemos optar por alternativas más profesionales, como es el caso de Celtx Script, disponible en la App Store de forma gratuita; o Final Draft, con un precio de 10,99 euros.

    Celtx script iPad

    Escojáis lo que escojáis, procurad crear un primer guion con la historia que hayáis elegido contar, teniendo en cuenta que se trata de un primer borrador y que probablemente tendréis que limpiarlo bastante. Por supuesto, no olvidéis las limitaciones que tenéis, especialmente ahora que estamos encerrados en nuestras casas. Buscar en las habitaciones de vuestro hogar lugares que os inspiren, y adaptar las historias que queráis contar a los espacios de los que disponéis.

    Por último, es fundamental que tengamos también en cuenta que a pesar de que no estamos creando algo con fines profesionales, sí que es conveniente que nos adaptemos a modelos existentes. En el caso del guion, por ejemplo, es recomendable que, de no saber crear uno, busquemos en la red modelos para ayudarnos a orientarnos a la hora de facilitarnos a nosotros mismos el resto del trabajo. Eso sí, pensando siempre que no todo tiene que ocurrir de acuerdo a lo escrito en este documento.

    Con la historia en la mano, empezad a organizaros

    Tras haber creado el guion, normalmente tendríamos que empezar a buscar un equipo con el que trabajar en él. En este caso, el equipo estaba compuesto por dos personas: yo y mi hermana, a la que logré convencer sin necesidad de acudir a los tribunales, algo que os recomiendo encarecidamente. En vuestro caso quizá podáis disponer de más colaboradores, o incluso os veáis en la situación de que lo tengáis que hacer todo solos. En cualquier caso, tendréis que organizaros.

    Uroboros corto luz

    Sin tener en cuenta el tipo de cortometraje que vayáis a hacer, tendréis que pensar en las horas en las que podréis grabar, para lo cual es fundamental que recordéis el papel de la iluminación natural. Esto es sumamente importante, ya que si no controláis la luz os encontraréis con bastantes problemas para lograr la continuidad en vuestra producción. Yo opté por grabarlo reduciendo al máximo la luz del exterior, cerrando persianas, puertas, y procurando que toda la luz proviniese de bombillas.

    Te puede interesar | Nuevos iPhone 11 Pro: la innovación llega con las tres cámaras

    A la hora de pensar en la organización, concebir que es muy posible que tengáis que grabar varias veces una misma acción, que necesitéis de varias tomas. Por ello, procurad grabar dándoos varias horas de margen, ya que os aseguro que perderéis la noción del tiempo mucho más rápido de lo que imagináis. Si creéis necesarios varios días, intentad que sean tan seguidos como sea posible, y procurad grabar a las mismas horas, puede que sea complicado incluso ahora, pero os ayudará.

    Comprobad que lo que pensáis usar lo podéis usar

    Accesorios iPhone Cortometraje

    Esto parece absurdo, pero en muchas ocasiones pensamos las historias teniendo en cuenta las herramientas que vamos a utilizar, y esto puede habernos influido a la hora de escribir el guion. Por ello, no vendrá mal comprobar que todo funciona como debe, desde el móvil y sus aplicaciones, hasta los programas de edición de nuestro iPad, Mac o PC, pasando por todos los accesorios en nuestro poder.

    En este sentido, para mi suponía revisar que tanto la app Filmic Pro, como el estabilizador DJI Osmo Mobile 3 y la lente anamórfica de Moment que uso funcionaban correctamente. Pero no necesitáis nada de esto para crear vuestra historia, de hecho, finalmente acabé prescindiendo del estabilizador, dejando que el del iPhone hiciese todo el trabajo. Un gran trabajo, por cierto.

    Te puede interesar | 4 películas profesionales que fueron grabadas con un iPhone

    Con todo listo para comenzar, y vuestra historia refinada hasta que vuestra mente os diga basta, es hora de ponerse a grabar. Pero esa parte es otro gran artículo para otro día, aunque si disponéis de uno de los últimos iPhone querréis leerlo cuanto antes, y es que tenemos a nuestra disposición unas auténticas bestias de la grabación móvil, especialmente con las apps adecuadas para echarnos una mano.