La tecnología de seguimiento de Apple y Google contra el COVID-19 surgió de Apple a mediados de marzo

    CORONAVIRUS

    La tecnología de rastreo de contactos impulsada por Apple y Google contra el COVID-19 ha supuesto una solución con alcance global para poder controlar eficazmente la propagación del virus. A un paso de su lanzamiento, que se espera para la primera semana de mayo, sus protagonistas siguen revelando detalles sobre el proceso de desarrollo.

    Aunque la idea se ha presentado como un trabajo en conjunto entre las dos gigantes tecnológicas, un informe publicado por CNBC afirma que la base del desarrollo se originó a mediados de marzo de 2020 en Apple por un pequeño grupo de ingenieros que estaban haciendo una tormenta de ideas para frenar la propagación de COVID-19. El punto en común era cómo se podría aprovechar los dispositivos móviles para flexibilizar el confinamiento.

    ¿Cómo empezó el desarrollo de la tecnología de seguimiento contra el COVID-19?

    Según el informe, la idea fue tomando forma hasta transformarse en un proyecto que en pocas semanas contaba con una docena de empleados de Apple trabajando en el mismo, con el nombre en código “Bubble”. El jefe de software de la compañía, Craig Federighi y el director de operaciones y jefe de tecnologías sanitarias, Jeff Williams, estaban apoyando el proyecto.

    Te recomendamos | La nueva función para detectar contactos con contagiados del COVID-19 solo llegará a iOS 13

    Los primeros expertos en sumarse incluyeron empleados de la división de atención médica, el equipo de servicios de ubicación y varios expertos en software dentro de Apple. Finalmente, dos expertos en criptografía se unieron al equipo para mejorar el aspecto de privacidad de la tecnología. Mientras que miembros de otras áreas comenzaron a cooperar en situaciones puntuales.

    app de rastreo coronavirus

    La solución inicial de “Bubble”incluía un sistema basado en Bluetooth que era estrictamente opcional y enviaba alertas anónimas a todos los dispositivos cercanos dentro del alcance. También almacenó los datos de manera descentralizada. Todas estas características se convirtieron en parte del producto final que se lanzará la próxima semana.

    Por su parte, mientras Apple desarrolla “Bubble”, Google estaba trabajando en su propia tecnología de rastreo de contactos con el nombre en código “Apollo”. Según los informes, Google se unió a las manos de Apple a fines de marzo de 2020 cuando Dave Burke, vicepresidente de Android en Google, se puso en contacto con Apple sobre el proyecto. Al final, el CEO de Apple, Tim Cook, y el CEO de Google, Sundar Pichai, se reunieron virtualmente para la aprobación al proyecto. ¿Será esta la solución que nos hará dejar nuestras casas y mantener el control del COVID-19?