Una nueva pista de la llegada de la carga inalámbrica reversible del iPhone

    ¡El iPhone podría ser el próximo cargador de los AirPods y Apple Watch!

    AirPods y iPhone 11 Pro

    Durante la jornada del Foro NFC, respaldado por Apple, se dio a conocer la adopción de un protocolo con nuevas especificaciones de carga inalámbrica. Esta novedad implica la disponibilidad de un estándar que permitiría a los teléfonos inteligentes alimentar dispositivos más pequeños de forma inalámbrica, a través de la comunicación de campo cercano (NFC).

    La adopción de una nueva “Especificación de carga inalámbrica” (WLC) por parte de la asociación NFC se basa en una sola antena para transportar comunicaciones de datos y transferir energía a equipos compatibles a una velocidad de hasta 1 vatio. Una cantidad mínima, pero suficiente para para dar un impulso rápido a los dispositivos de Internet de baja potencia de las cosas, como auriculares, lápices inteligentes, smartwatch, etc.

    La carga inalámbrica reversible del iPhone sigue en los planes de Apple

    Una posibilidad similar se barajó el año pasado antes de la presentación del iPhone 11. Sin embargo, compartir la carga con otros dispositivos, una función ya disponible en móviles de otras firmas, quedó fuera de juego por problemas de «eficiencia».

    Después de la presentación del protocolo se estima que este tipo soporte de carga inalámbrica «bilateral» podría llegar en futuros iPhone, Apple Watch y AirPods. Los dos últimos usan poca potencia es probable que el iPhone puede cargar tales accesorios periféricos en el futuro cercano, pero no en el iPhone 12.

    Te recomendamos| ¿Recuerdas la supuesta carga inalámbrica reversible del iPhone 11? Así podría haber sido la interfaz de iOS

    Si bien, la serie Apple iPhone 12 puede presentar capacidades de carga inalámbrica bilateral, lo hará con los estándares Qi más comúnmente utilizados, que también se usan para los cargadores de iPhone, AirPods que conocemos. Para incluir, la propuesta hecha en el foro, la compañía tendría que renovar los componentes internos y llevar la tecnología NFC a muchas de sus líneas de productos existentes.

    La declaración de esta posibilidad como un estándar, permite que sea integrado por todos los fabricantes, en lugar de que cada uno trabaje en una solución individual, haciéndolo útil para más usuarios con diferentes dispositivos.