La pantalla del MacBook Air parece ser mucho más brillante cuando utiliza… Windows

    ¡El MacBook Air se lleva mejor con Windows!

    MacBook Air

    Si hay una característica común a los MacBook de este 2020 es su pantalla con píxeles con alto brillo y tecnología True Tone para una experiencia de visualización más rica. Sin embargo, la calidad y brillo del MacBook Air se puede mejorar aún más, pero curiosamente sucede con un programa de otra firma.

    Según una prueba reciente ejecutada por la publicación NotebookCheck la pantalla del MacBook Air de Apple presenta una calidad mucho mejor mientras se ejecuta en Windows. Así esta presenta imágenes con niveles de brillo más altos y una gama de colores incluso más amplia que otros ordenadores superiores como MacBook Pro.

    La pantalla del MacBook Air se lleva mejor con Windows

    De acuerdo con los resultados, la pantalla del MacBook Air 2020, con pantalla Retina de un panel LCD IPS y resolución QHD (2560 × 1600 píxeles), es lo suficientemente capaz de alcanzar niveles de brillo de hasta 550 nits, cuando está ejecutando Windows 10. La cifra varía considerablemente con respecto al brillo anunciado por el fabricante de (400 nits).

    La misma publicación informa que su equipo probó el software CalMAN y un monitor de calibración de color cuando ejecutaba Windows 10. Aunque se descubrió que macOS era más preciso, también se dijo que la diferencia de precisión de color entre los sistemas operativos era mínima, y ​​la mayoría de los usuarios no podrán notar la diferencia entre los dos. Ante estos resultados, es posible que Apple límite el brillo de la pantalla a nivel de software para mejorar la precisión del color.

    Según los números de esta prueba, el panel del MacBook Air puede alcanzar niveles de brillo mucho más altos que los 400 nits anunciados, pero Apple quiere mantener la distancia al MacBook Pro 13. Ya que sin duda, un panel más brillante es un argumento de venta mucho mejor para muchos clientes que una gama de color más amplia.

    Además, un mayor rendimiento también incide en la duración de la batería, otra característica que pocos usuarios negocian a la hora de escoger un equipo u otro.