6 trucos de seguridad para tu iPhone que debes conocer

6 trucos de seguridad para tu iPhone que debes conocer

Como usuarios, podemos ayudar a que nuestros dispositivos sean más seguros.

Compartir

Apple y la seguridad en el iPhone

iOS no es un sistema operativo completamente seguro. Y la realidad es que no existe ninguno que lo sea. El software, por definición, presenta constantes vulnerabilidades que los desarrolladores deben solventar versión tras versión. Por ejemplo, hace tan solo un mes que Apple reconocía que existía un conjunto de agujeros en la aplicación de correo que permitirían a un supuesto atacante ejecutar código de manera remota. Afortunadamente, Apple llegó a tiempo y solucionó el problema con iOS 13.4.5.

El hecho de que no exista ningún software capaz de ofrecer una seguridad inquebrantable no significa que, como usuarios, debamos resignarnos. Existen ciertas acciones que todos debemos llevar a cabo si queremos mejorar la seguridad de nuestros dispositivos. ¿Qué hacer para mejorar la seguridad de iOS? Aquí tienes algunos trucos.

6 consejos para tener un dispositivo más seguro

Eliminar aplicaciones que no utilizamos y pensar antes de comprar e instalar

App Store iPhone

Posiblemente, en nuestro dispositivo tengamos instaladas algunas aplicaciones que en realidad no utilizamos. En muchas ocasiones las instalamos para probarlas y, aunque no llegaron a convencernos, siguen en nuestro terminal. Esto es un riesgo para la seguridad, sobre todo si son aplicaciones que apenas se actualizan.

Es importante que, cuando realizamos compras y descargas en la App Store, evitemos hacerlo de manera impulsiva. No está de más tomarse tiempo para leer las reseñas y comprobar que no haya usuarios que hayan sufrido malas experiencias. En cuanto a las aplicaciones relacionadas con nuestras finanzas o nuestra salud, lo aconsejable es usar siempre las aplicaciones oficiales.

También te puede interesar | [El coronavirus hace aumentar las descargas de apps como nunca antes] (https://www.ipadizate.es/2020/05/21/el-coronavirus-hace-aumentar-las-descargas-de-apps-como-nunca-antes/)

Mantener el dispositivo siempre actualizado

Actualizar iOS

Las actualizaciones del sistema operativo son la piedra angular de la seguridad. Como ya hemos comentado, los desarrolladores aplican parches de seguridad cuando actualizan los dispositivos. Por lo tanto, es de vital importancia que siempre tengamos la última versión para tener el nivel de protección más alto posible.

¿Cómo saber si estamos al día? En la sección General de los ajustes podemos comprobar que tenemos la última versión. Además, Apple avisa al usuario cuando existe una nueva versión de iOS mediante mensajes emergentes y con el distintivo de notificación en el icono de la aplicación Ajustes. También es recomendable que activemos las actualizaciones automáticas si queremos estar más despreocupados.

Controlar los permisos que otorgamos a las aplicaciones

Permisos en iOS

Nuestros smartphones se han convertido en verdaderos centros de recolección de datos. Y es que la lista es interminable: nuestro estado físico, nuestra localización, nuestra voz, nuestras fotos, nuestros contactos…

Muchas aplicaciones de terceros, además, piden acceso a datos que realmente no necesitan. En relación con esto, es notable el caso de algunas aplicaciones de linterna que piden permiso para obtener la localización, acceder a la cámara o consultar la lista de contactos. Por lo tanto, si queremos aumentar la seguridad y, de paso, la privacidad, es de vital importancia que dediquemos tiempo a examinar qué permisos hemos concedido a cada aplicación. Esto es posible gracias a la completa sección de Privacidad de nuestro iPhone o iPad.

Utilizar un código alfanumérico

Código alfanumérico iOS

El código de acceso sigue siendo obligatorio, por muchos sistemas biométricos que tengamos activados. En última instancia, dicho código es el que nos va a permitir desbloquear nuestro iPhone o iPad si el conjunto de sensores incorporados no funciona. Por eso, es muy importante contar con una contraseña fuerte.

Disminuir las posibilidades de que un atacante acceda a nuestro dispositivo sin permiso es tan sencillo como pasar de un código numérico de cuatro cifras a uno alfanumérico. Este cambio se puede hacer en la sección Touch ID o Face ID de los ajustes de iOS.

Establecer un límite de intentos de acceso

Codigo iOS

El acceso por fuerza bruta consiste en extraer una contraseña probando diferentes combinaciones hasta dar con la correcta. iOS nos permite establecer un límite de intentos de acceso que evitaría esto. Cuando se superen los 10 intentos, el iPhone se borrará por completo.

Pero, cuidado, esto puede ser un arma de doble filo. Es cierto que, si nuestro teléfono cae en las manos equivocadas, este sistema permite que nuestros datos se mantengan seguros. Pero si somos propensos a olvidar el código, nosotros mismos podríamos activar el borrado completo del iPhone y perder información valiosa. Sin embargo, si hacemos copias de seguridad completas habitualmente, sea en iCloud o mediante iTunes, entonces no tenemos por qué preocuparnos.

Mejorar la seguridad y la privacidad cuando navegamos por Internet

safari iPhone

Safari tiene algunas opciones interesantes que pueden ayudarnos a mejorar la seguridad. Por ejemplo, podemos evitar que los sitios hagan seguimiento de nuestra actividad para mostrarnos publicidad basada en nuestros gustos. Por otro lado, podemos bloquear las ventanas emergentes y habilitar una advertencia cuando entramos en un portal fraudulento. Podemos encontrar estas opciones en Ajustes > Safari.

Admitir nuestra responsabilidad en este sentido también es importante. Ser cuidadosos con los contenidos que descargamos, los sitios web que visitamos o qué enlaces abrimos es primordial para mantener un entorno seguro. Y si lo que queremos es aumentar nuestra privacidad cuando realizamos búsquedas, Safari nos permite cambiar Google por otras opciones más respetuosas, como DuckDuckGo.

No conectar nuestro iPhone o iPad a redes Wi-Fi públicas

WiFI

En la mayoría de los casos, las redes Wi-Fi públicas son seguras. No obstante, podemos llevarnos una sorpresa desagradable si utilizamos estos puntos de acceso para tareas que incluyan el uso de nuestros datos personales. Por ejemplo, no es buena idea realizar trámites con nuestro banco o compras por Internet conectados a una red pública.

Muchos delincuentes crean redes Wi-Fi públicas falsas y, cuando el usuario se ha conectado, interceptan sus datos. Por tanto, si es estrictamente necesario que nos conectemos a una red pública, podemos utilizar una VPN puede ser la solución para evitar ataques. De esa manera, nuestra actividad quedará encriptada y no será accesible para otros usuarios de la misma red.

También te puede interesar | La nueva web de privacidad de Apple desvela por qué el iPhone con iOS 13 es más seguro

Después de este análisis queda claro que, como usuarios y consumidores, debemos ser conscientes de nuestra responsabilidad con respecto a la seguridad. Tomar precauciones, ser cautos cuando usamos Internet y valorar nuestra privacidad puede ahorrarnos muchos quebraderos de cabeza.