Estas son las restricciones en el Apple Park en la vuelta al trabajo

    Se vuelve al trabajo en el Apple Park.

    apple park portada 1

    Apple lleva unas semanas trabajando en la vuelta de sus empleados al Apple Park. Tras la reapertura de muchas Apple Store por todo el mundo, ahora es el turno de los trabajadores en la sede de Cupertino para ir retomando sus puestos de trabajo habituales.

    Tras el cierre de su central, motivado por la expansión del COVID-19, los empleados del Apple Park han estado en su mayoría trabajando desde sus hogares para mantener la compañía en funcionamiento. Desde hace unos días están volviendo poco a poco a su centro de trabajo, aunque con exigentes medidas de seguridad para prevenir una nueva propagación del virus.

    Los primeros que están retomando sus labores, tal y como informa Bloomberg, son los ingenieros de software y hardware de la compañía, que necesitan trabajar desde el campus de Apple para poder finalizar proyectos prioritarios.

    Apple Park

    Podría interesarte | Uno de los principales proveedores de Apple espera retrasos en el lanzamiento del próximo iPhone

    Para el acceso a las instalaciones se están realizando controles de temperatura constantes así como tests nasales para comprobar que ningún empleado es portador del virus. Además, como no podía ser de otra forma, Apple insta a sus empleados a mantener una distancia de seguridad prudencial con el resto de los compañeros y ha restringido el uso de espacios reducidos como son ascensores a un número inferior al habitual. Los espacios comunes como cocinas y salas de descanso se encuentran cerrados y todos los empleados deben llevar mascarilla durante su jornada laboral en todo momento.

    No solamente el staff está volviendo a sus puestos, algunos directivos como es el caso de Deirdre O’Brien, director de Retail y RR.HH. también se encuentran ya trabajando desde el Apple Park.

    Con el WWDC 2020 a la vuelta de la esquina, y aunque se trate de una versión online de este, a Apple le conviene disponer del mayor número de efectivos posible de vuelta en sus puestos de trabajo, aunque por supuesto todo esto puede volver a cambiar en el caso de que hubiera un rebrote en algún momento futuro.