Uno de los mayores filtradores del mundo confiesa que, a veces, las propias marcas son sus fuentes

    Vivo es descubierta tratando de realizar una filtración controlada de uno de sus últimos modelos.

    Vivo X50

    Cuando hablamos de EVLeaks, probablemente muchos de vosotros reconozcáis el nombre al vuelo. Se trata de una de las mayores fuentes de filtraciones de la industria tecnológica, con una reputación especialmente buena y un número de aciertos sorprendente. Así, si queremos saber más del mundo de los «leaks», él es una de las primeras personas a las que deberíamos consultar, aunque pocas veces pueda responder a las preguntas que todos querríamos hacerle con semejante volumen de información.

    En este caso, y comparten desde Gizmodo, Evan Blass, que es como se llama este querido personaje de la comunidad, ha desvelado la estrategia de una de las marcas que ha intentado trabajar con él. Concretamente, se trata de Vivo, un fabricante chino cuyos teléfonos están disponibles también en Europa, pero que tiene una presencia destacada en países como India. Esta compañía trató de utilizar la influencia de Blass para potenciar el lanzamiento de su último producto, pero el resultado no fue el esperado.

    Después de que la agencia de comunicación a través de la que Vivo contactó con Blass ignorara sus contactos, este procedió a compartir algunas de las técnicas que iban a usar. Según él, la compañía le hizo pasar diversos obstáculos para trabajar con ellos, como acuerdos de confidencialidad, entre otros. Y todo ello, para llevar a cabo una «filtración controlada» del nuevo Vivo X50. No obstante, Vivo no pareció quedar conforme, ya que Blass no recibió respuesta.

    Te puede interesar | Nuevos rumores sobre el iPhone 13: así será su nueva pantalla OLED

    Con esto, Evan Blass nos muestra la realidad de las estrategias de comunicación y marketing de algunas empresas, como es el caso de Vivo, que se dedican a filtrar sus productos de forma intencionada para aumentar la expectación alrededor de los mismos. Si este tipo de tácticas funcionan o no, es algo que no sabemos con exactitud. Aunque, dado que no parece ser la primera vez que ocurre, diría que suelen ser bastante fructíferas, ya que algunas marcas permanecerían haciéndolo.