Consejos para acelerar tu Mac antiguo

    Acelera tu Mac con estos consejos.

    Mac 2011

    Comprar un nuevo Mac no siempre es sencillo, muchas ocasiones tratamos de sacarle el máximo provecho a nuestras computadoras e intentamos cuidarlas y mantenerla para alargar su vida y uso.

    Si quieres darle un nuevo respiro a tu Mac antes de pensar en cambiarlo puedes seguir los siguientes consejos.

    Piensa en tu Mac

    Es importante darle un valor al Mac, más allá del aspecto económico o material hay que valorar la computadora e identificar lo que es bueno o malo para esta. Hay que reconocer los limites y pensar en el uso que se le va a dar, siempre tratando de que sea de forma segura y dirigirlo a las tareas o actividades para las que se compro. Es bueno tomar esto en cuenta antes de elegir el modelo y características del catalogo de computadoras Apple.

    Limpieza y descanso

    Como todos los dispositivos de uso diario es común que el Mac vaya teniendo un desgaste, no solo por fuera, también por dentro. Por eso es importante darle cuidados con limpiezas que no afecten ninguno de sus componentes, pero que ayuden a deshacerse del polvo.

    La limpieza de software también existe por eso es importante tener un limpiador de memoria y disco duro que ayuden a disminuir el trabajo que realiza el Mac por los procesos y las tareas. En la Mac App Store podemos encontrar algunas aplicaciones que ayudan con esto, normalmente son de pago, pero es un costo que debe hacerse si se quiere agilizar el rendimiento.

    También hay que dejar que el Mac descanse, para esto hay que apagarlo de vez en cuando. Aunque es verdad que mantenerlo encendido agiliza la productividad, también afecta directamente al terminal pues la memoria cache se satura por el constante trabajo de guardado.

    Limpiar Mac

    Uso, aplicaciones y seguridad

    En cuanto el usuario comienza a notar un menor rendimiento de su computadora es el momento idóneo para empezar a analizar el uso que le ha estado dando. Con esto viene la evaluación de aplicaciones y archivos que mantenemos en nuestro Mac.

    Verificar los requisitos mínimos para una aplicación es indispensable para no forzar el trabajo del Mac. Aunque deseemos mucho un programa es fundamental estar consiente de qué es lo que puede soportar nuestra computadora, pues algunas aplicaciones o videojuegos requieren más de memoria RAM, espacio en disco duro e incluso tarjetas gráficas en especifico.

    Eliminar aplicaciones y archivos innecesarios permitirá un mejor rendimiento, pues los procesos disminuirán ya que muchas de las aplicaciones corren en segundo plano y la cache no estará en ejecución constante. Además, con los archivos eliminados se liberará espacio en el disco duro, otro problema menos.

    La seguridad es un aspecto muy importante para agilizar un Mac con años de uso. Aunque macOS tiene la capacidad de detectar y advertirnos de sitios inseguros o instalaciones que pueden dañar el equipo, el usuario tiene la decisión de los permisos y acciones que se le conceden. En la configuración puedes saber qué apps tienen acceso a tu micrófono y a tu cámara.

    Revisar las aplicaciones que requieren más recursos y que sobrecargan el sistema con el Monitor de Actividad incluido en macOS es pieza clave para detectar malware o acaparamiento de batería y procesamiento.

    Monitor de actividad

    Componentes: reemplazos y actualizaciones.

    Finalmente, el usuario debe evaluar el funcionamiento de los componentes de su Mac. ¿Cómo? Identificando el problema principal por el cual su computadora ha dejado de ser tan productiva.

    Revisar el Mac y buscar si hay piezas faltantes o rotas puede ayudar un poco, reemplazar alguna de estas equivale también a un buen funcionamiento.

    El reemplazo de baterías viejas o la actualización de memorias RAM son una gran alternativa para revitalizar un viejo Mac. Las baterías viejas pueden dañar otros componentes internos, además de afectar su funcionamiento y tiempo de uso.

    Por otro lado, las memorias RAM son prácticamente uno de los aspectos que más aportan para el funcionamiento de la computadora. En estas se centran todos los datos y acciones que recibe del procesador y su capacidad aporta mayor duración.

    Si con esto estás pensando en cambiarlas o actualizarlas, primero debes averiguar si tu modelo de Mac es apto para realizar el procedimiento de actualización de memorias. Apple pone la información del MacBook y del iMac a disposición de los clientes.

    El reemplazo de las baterías debe ser directamente con un técnico de la compañía, para esto puedes agendar una cita y preguntar costos directamente con soporte de Apple. Puedes conocer el estado de tu batería directamente desde el Mac.

    Otro de los reemplazos puede ser el disco duro tradicional que algunas computadoras Mac aún pueden tener, Los discos duros (HDD) suelen ser lentos al momento de escribir y guardar datos. Por esto, cambiar la unidad de disco duro por una unidad de disco solida (SDD) aumentará notablemente la velocidad y disminuirá el gasto de energía del Mac.

    Batería y disco duro de Mac

    Otro de los detalles que debes tomar en cuenta y que debe ser tu primer paso a seguir es actualizar el sistema operativo de macOS, todas sus aplicaciones y un último recurso que sería instalar macOS desde cero.

    Todos estos consejos podrían ayudarte a conseguir un mejor rendimiento de tu Mac usado y si no alcanza un 100% de su nivel original, sí que podría ayudarte a ganar un poco más de tiempo para planear la compra de uno nuevo.