Uno de los filtradores más conocidos especula sobre los planes de Apple con los Mac con procesadores ARM

    La arquitectura ARM permitirá alcanzar nuevas cotas de eficiencia en los próximos Mac, pero ya nos adelantan que tomará su tiempo.

    apple-a14-chip

    Apple, y con ella toda la comunidad de desarrolladores, está a punto de dar uno de los saltos más importantes de su historia. Tal y como se ha venido indicando estas últimas semanas, la próxima WWDC 2020 podría convertirse en el lugar donde la compañía anunciaría la transición de los chips de Intel a chips ARM de diseño propio en sus Mac. Un movimiento para el cual Apple requiere de la colaboración de todos sus desarrolladores, a fin de lograr un salto fluido.

    Lo que debemos tener claro es que este tipo de movimientos no se dan de la noche a la mañana, y como podremos imaginar todos, Apple ha estado trabajando duro estos últimos años para lograrlo, y seguirá haciéndolo para completar el proceso dentro de unos años. Para que nos hagamos una idea, un habitual filtrador de la comunidad conocido por el nick @choco_bit ha compartido en Reddit un elaborado post en el que presenta las fases por las que Apple ha pasado y las que pasará.

    A través de la diferente información que ha podido recabar de sus fuentes, y acompañado de algunas especulaciones basadas en su propia interpretación, ha distinguido un total de cuatro fases. La primera de ellas habría tenido lugar entre los años 2014 y 2017, con la introducción del primer coprocesador T1. Este procesador ha ido evolucionando con el paso de los años, poniendo a prueba la capacidad de la arquitectura ARM para tomar el control de ciertas funciones críticas de los Mac.

    Los coprocesadores T1 y T2, los primeros pasos del Mac hacia ARM

    imac

    Concretamente, el lanzamiento del chip T2 marcaría un nuevo hito en 2018. A partir de entonces, el coprocesador comenzó a encargarse de nuevos procesos fundamentales, como el arranque del sistema o un nuevo Enclave Seguro capaz de gestionar la seguridad de la unidad de almacenamiento NAND y cifrar sus archivos. Esta sería la fase 2, que alcanzaría nuestro presente, terminando en el día en que se presente el primer Mac con procesador ARM.

    Tras haber confirmado el potencial de los chips de arquitectura ARM para suplir los procesadores Intel con años de pruebas en sus propios productos, Apple lanzaría el primer Mac que funcionaría solo con un chip ARM de diseño propio. Este momento bien podría darse en la próxima WWDC, ya que se espera que la compañía anuncie también algún tipo de kit de transición, al igual que en el paso de PowerPC a Intel. No obstante, aún no está confirmado, y bien podría darse el próximo año.

    En esta fase 3 el filtrador considera que una nueva generación del MacBook podría hacer las veces de kit de transición. En este caso, llevaría consigo una versión del próximo A14, de rendimiento superior al del iPhone o al que podría llevar un iPad. También argumenta que esta sería la mejor elección por no poder alcanzar aún el mismo rendimiento que las líneas superiores, algo que aún tomaría algo de tiempo.

    Algunos de los problemas de la transición: las aplicaciones… y Bootcamp

    Apple Arcade

    Los principales problemas que indica este a la hora de pasar a la siguiente fase serían dos: el soporte de las aplicaciones y Bootcamp. En el caso del primero, el foco estaría centrado principalmente en los programas distribuidos fuera de la Mac App Store. Según indica, a pesar de que es posible que se lance un «traductor» para las apps x86 similar a lo que fue Rosetta para el salto a Intel, el resultado no sería óptimo, por lo que se aconsejaría la creación de versiones para ARM.

    A la hora de distribuirlas, parece que se barajan varias opciones: por una parte, paquetes que contengan tanto la versión x86 como la ARM, al igual que ocurría en la transición a Intel; o la distribución de las apps con independencia de la arquitectura, de la misma forma en que hace la App Store. El propio filtrador precisa que el software ya sugiere la aplicación de este último método.

    Otra de las opciones que baraja es que Apple, durante el proceso de notarización, en el cual verifican que el código de las aplicaciones no contenga componentes maliciosos, se encargue de transpilar los programas basados en x86 a ARM en sus servidores, es decir, convertir los componentes de su código que lo compatibilizan con máquinas con chip x86 a otros para ARM. Según él, la compañía tiene la capacidad para hacer algo así, aunque no queda del todo claro si estarían dispuestos a hacerlo.

    Windows 10 en portátil

    Por último, y como ya comentamos, el segundo gran inconveniente vendría con Bootcamp. Gracias a Bootcamp, los usuarios pueden hacer uso de programas de Windows en su Mac, pero su funcionamiento se basa en que tanto macOS como Windows (en sus versiones más comunes) están construidos para su funcionamiento en procesadores x86. Con ARM, la cosa se complica más, y es que ni siquiera Microsoft ha logrado dar con una forma eficiente de emular programas x86 en Windows ARM. Y no se espera que Apple lo haga por ellos.

    La fase 4, el final de la transición y el comienzo de una nueva era para el Mac

    Tras librarse de todos estos inconvenientes, alcanzaríamos la fase 4, en la que toda la línea de Mac pasaría a funcionar sobre procesadores ARM. A partir de este momento, Apple sería el dueño y señor del proceso de desarrollo de casi todos los chips de sus productos, dejando atrás el depender de los calendarios de Intel. Ahora bien, quedaría un aspecto adicional: las GPU dedicadas de los productos de alto rendimiento, y ni siquiera tiene claro si podríamos ver a Apple diseñando tarjetas gráficas dedicadas.

    Esta fase supondría el final de la transición a la arquitectura ARM, algo que tomará varios años desde el anuncio de este proceso, que como ya hemos indicado se espera para la conferencia del próximo 22 de junio. Para este momento ni siquiera hay una fecha estimada, y es que no se trata únicamente del lanzamiento de nuevos Mac con chips ARM, sino que también es necesario que la comunidad de desarrolladores haya llevado sus aplicaciones a esta arquitectura.

    teclado mac captura de pantalla

    Te puede interesar | El nuevo iMac sin marcos y similar al iPad Pro se presentará en la WWDC 2020

    De cualquier modo, va a ser un viaje relativamente largo, aunque lo bueno es que apunta a ser de lo más interesante. Y si todo va bien, tan solo tendremos que esperar un poco más a la próxima keynote del 22 de junio para conocer el plan de transición oficial. Y es que, si bien siempre da gusto ver las especulaciones de un filtrador, al final lo único que importa es lo que ponga en la documentación de Apple.