La Comisión Europea inicia dos investigaciones sobre la App Store y Apple Pay

    La Comisión ya ha iniciado la investigación.

    Apple company

    No llegan buenas noticias para Apple hoy desde Europa, la Comisión Europea ha abierto dos investigaciones sobre la App Store y Apple Pay por cuestiones monopolísticas. El objetivo de estas dos investigaciones es determinar si Apple está incumpliendo los artículos 101 y 102 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea.

    Artículo 101: «Serán incompatibles con el mercado interior y quedarán prohibidos todos los acuerdos entre empresas, las decisiones de asociaciones de empresas y las prácticas concertadas que puedan afectar al comercio entre los Estados miembros y que tengan por objeto o efecto impedir, restringir o falsear el juego de la competencia dentro del mercado interior«

    Artículo 102: «Será incompatible con el mercado interior y quedará prohibida, en la medida en que pueda afectar al comercio entre los Estados miembros, la explotación abusiva, por parte de una o más empresas, de una posición dominante en el mercado interior o en una parte sustancial del mismo«

    Apple en problemas en Europa

    La Comisión Europea quiere determinar si Apple utiliza estas dos plataformas de forma monopolística al no dejar a otras tiendas de aplicaciones o sistemas de pago entrar en el mercado. La investigación sobre Apple Pay analizará si Apple bloqueó injustamente los servicios de pago sin contacto de la competencia al restringir el uso del chip NFC. Por otro lado, la investigación sobre la App Store se centra en el uso obligatorio del sistema de compras dentro de la app para aplicaciones de terceros, y el recorte de ingresos del 30% que eso implica. Apple se queda con este 30%, aunque en suscripciones largas a determinados servicios, como Spotify, este porcentaje se reduce pasado un año.

    App Store iPhone

    Este es el primer paso y si la Comisión encuentra alguna práctica anticompetitiva, podría obligar a Apple a realizar cambios profundos en sus sistemas. Aunque hay que tener en cuenta que la decisión puede retrasarse durante años, primero la comisión deberá completar su investigación, después fallar a favor o en contra de Apple y después viviremos un largo litigio con apelaciones legales.

    Apple no ha tardado en responder en un breve comunicado:

    «Es decepcionante que la Comisión Europea presente quejas infundadas de un puñado de compañías que simplemente quieren un viaje gratis y no quieren jugar con las mismas reglas que todos los demás».

    Apple se refiere en especial a Spotify, la compañía que ha llevado estas quejas a la Comisión Europea y que ha animado a otras empresas ha hacer lo mismo. Spotify cree que Apple favorece Apple Music en su sistema al cobrarles a ellos un extra del 30%, Spotify cobra este 30% a los propios usuarios, o les indica que se suscriban desde fuera de la aplicación. Una opción que ya hacen importantes aplicaciones como Netflix para esquivar la comisión de Apple.

    La línea que separa lo legal de lo ilegal es bastante delgada en este caso. Apple argumenta que son ellos los que se han gastado el dinero en crear, primero el iPhone con un sistema operativo propio, y después en las herramientas para que los desarrolladores puedan publicar sus aplicaciones en la App Store y ganar dinero. Además, Apple no cobra nada a quienes suben aplicaciones gratuitas como Spotify por usar sus servidores, y solo tiene una regla, igual para todos: se queda con el 30% de lo que paguen los usuarios.

    Sin embargo Spotify indica que esto deja en desventaja a otras empresas a la hora de competir con servicios de la propia compañía, como Apple Music, que no «pagan a Apple ese 30%». La solución no parece clara y veremos qué decide finalmente la Comisión Europea sobre este caso.