¿Un iPhone irrompible? Apple patenta un nuevo cristal superfuerte

    ¿Lograrán algún día que el cristal de nuestros teléfonos sea irrompible? Muchos nos conformaríamos con que no se arañara.

    iPhone roto

    Desde que el iPhone llegó a nuestras manos, siempre hemos deseado que su resistencia fuese tal que no tuviésemos que sentirnos mal cada vez que levantamos el móvil después de una caída. Ya ni hablemos cuando Apple colocó cristal tanto en la parte delantera como en la trasera, a partir de entonces casi es mejor ni mirar al teléfono directamente. El problema es que nosotros somos los primeros en desear esos diseños en los que el cristal es uno de los grandes protagonistas.

    Así, sabiendo que no podemos deshacernos del cristal, el objetivo de los fabricantes es lograr que este sea tan resistente como sea posible. Tanto a roturas como a arañazos, porque, reconozcámoslo, nos cuesta dejar de mirar con pesar esos rayones que van apareciendo con el paso del tiempo. Por este motivo, Apple sigue investigando diferentes métodos para lograr la protección definitiva para nuestras pantallas.

    En una de sus patentes más recientes, la compañía habla sobre cómo un cambio en la estructura de los recubrimientos de la pantalla, que protegen a esta de arañazos y reducen las huellas, podría ayudar a mejorar la resistencia de la pantalla. En concreto, se habla de una estructura con un granulado en forma de espiral, con una configuración que entrelazaría cada grano. Esto ayudaría a prevenir daños en la pantalla de cualquier producto en caso de que se viese sometida a una caída.

    Patente Apple Configuración Espiral Recubrimiento
    Vía: Patently Apple

    Según indican desde Patently Apple, la idea es que este cambio permita reducir las concentraciones de estrés creadas por los recubrimientos, que pueden suponer una mayor fragilidad del cristal. Y con este objetivo, no solo se ha ideado la propia estructura del granulado del recubrimiento, sino que además también se ha diseñado un nuevo sistema para aplicarlo en los dispositivos. Aunque, como siempre ocurre, la existencia de la patente no implica que vaya a hacerse realidad.

    Te puede interesar | Las Apple Glass podrían cambiar la graduación de las lentes a tu medida automáticamente

    Estos documentos ayudan a proteger las ideas que día a día se generan en los diferentes equipos de la compañía, que en muchos casos podrán llegar a aplicarse en futuros productos. Aun así, y aunque nos encantaría ver como aplican todas las innovaciones que salen de sus cabezas, lo cierto es que nunca sabemos cuáles pueden hacerse realidad, ni mucho menos cuándo.