Los Mac con Apple Silicon seguirán usando la conexión Thunderbolt

Los Mac con Apple Silicon seguirán usando la conexión Thunderbolt

Los nuevos procesadores mantendrán la conexión Thunderbolt en los Mac.

Compartir

apple silicon

A pesar de la transición de Apple hacia sus nuevos procesadores ARM de fabricación propia, parece ser que los de Cupertino están comprometidos a mantener la conexión Thunderbolt en sus nuevos equipos, una tecnología diseñada por la propia Intel que llevan empleando desde 2011, según ha informado MacRumors.

En una declaración de un responsable de Apple se ha confirmado que los futuros equipos de la compañía seguirán usando esta tecnología:

“Hace más de una década que Apple se asoció con Intel para el desarrollo y diseño de Thunderbolt, y a día de hoy nuestros clientes de la flexibilidad y velocidad que ofrece en cada Mac. Apple sigue comprometida con el futuro de Thunderbolt, y dispondrá de soporte en los Macs con Apple Silicon”

La tecnología Thunderbolt, basada en una conexión óptica, permite tasas de transferencia de 20Gbps, aunque se asegura que podría llegar a alcanzar hasta los 100Gbps. Es grato escuchar que Apple mantendrá esta tecnología en sus próximos equipos, lo cual asegura un medio ya conocido, con una buena reputación y ya implementado.

Mac mini Apple Silicon

Podría interesarte | La Vuelta al Cole comienza en la Apple Store española, y ya puedes conseguir tus AirPods gratis

Apple anunció el pasado WWDC 2020 su próxima transición a procesadores de fabricación propia con arquitectura ARM, dejando atrás los procesadores de Intel y anunciado el primer Mac con un chip Apple Silicon para finales de este 2020, sin embargo no hubo más detalles al respecto, más allá de la adaptación de aplicaciones ya existentes y la presentación de un Kit de Transición para desarrolladores.

Según Apple, los nuevos procesadores Apple Silicon traerán un nuevo nivel de potencia al Mac, además de una considerable mejora energética, en una transición que se estima según lo citado en la keynote, durará alrededor de unos 2 años, y supondrá la renovación completa de la gama de ordenadores de la compañía.