Apple gana el recurso contra la Unión Europea por los impuestos en...

Apple gana el recurso contra la Unión Europea por los impuestos en Irlanda

Apple consigue esquivar, momentáneamente, la multa de 15.000 millones.

Compartir

apple europa

Han pasado ya 4 años y Apple acaba de obtener una gran victoria ante la Unión Europea. En el año 1016 la compañía fue acusada de haber recibido un trato de favor por parte de Irlanda y condenada a pagar 13.000 millones de euros en impuestos atrasados. Tanto Apple como Irlanda no veían justo este trato por parte de la UE y decidieron apelar la sanción y el recurso ante el Tribunal General de la Unión Europea parece haber funcionado ya que la compañía de Cupertino ha ganado esta apelación.

Han sido 4 años de batallas legales entre Apple e Irlanda y la Unión Europea. La relación de Apple con Irlanda se inició hace más de 20 años, y esta sanción se debía a impuestos pasados que teóricamente Apple no había pagado en el país. La Unión Europea se centró en el acuerdo de bajas tasas impositivas de Apple con Irlanda, según la UE era “selectivo” y no se ofrecía a otras compañías, lo que le daba a Apple una ventaja injusta. Sin embargo el fallo de hoy desmiente este teoría. Aun así, esto podría no haber acabado ya que la Unión Europea podrá apelar la decisión.

En la decisión de hoy, el Tribunal General anula la decisión apelada porque la Comisión no ha conseguido demostrar al requisito legal estándar que hubo una ventaja.

Apple se libra de pagar 15.000 millones de euros, de momento

Apple y otras grandes compañías multinacionales están en el punto de mira de muchos países europeos. La estructura fiscal de la Unión Europea que permite el libre transito de bienes y capitales entre países comunitarios permite canalizar los ingresos a través de un solo país, normalmente Irlanda que tiene los impuestos más bajos.

apple Irlanda

Te puede interesar | Tim Cook solicita una “reforma fiscal corporativa global” desde Irlanda

Esto ha hecho que muchos gobiernos piensen en crear tasas especiales a las grandes tecnológicas para que parte de los impuestos se paguen en el país en el que se generan los beneficios. Sin embargo, toda esta ingeniería fiscal suele estar amparada por las propias leyes de la Unión Europea, el fallo de hoy es una nueva prueba de ello.

Veremos cómo evoluciona el caso ya que la Unión Europea no aceptará esta derrota e intentará seguir adelante con la multa de 15.000 millones de euros a Apple. Aún así, este tema está lejos de acabar y esperemos que todos se pongan de acuerdo para llegar a una solución a largo plazo.