10 años de uno de los escándalos más sonados de Apple y...

10 años de uno de los escándalos más sonados de Apple y el iPhone

El Antennagate fue uno de los mayores escándalos de Apple.

iPhone 4 mesa

En las últimas dos décadas la popularidad de Apple ha crecido de forma exponencial hasta convertirse en una de las compañías tecnológicas más reconocidas del mundo. Pero a medida que crece tu popularidad, tus problemas también aumentan. En caso de que tengas el cualquier mínimo fallo, el ruido generado será mucho más elevado de lo normal, y eso fue lo que sucedió hace exactamente 10 años.

En el año 2010 Apple estaba en pleno crecimiento y tras el lanzamiento del iPad y el iPhone 4, llevaba una ventaja de varios años a cualquier otro competidor. Su nuevo y flamante iPhone 4, con la increíble pantalla Retina, salía a la venta el 24 de junio, sin embargo, pasadas unas semanas, muchos usuarios descubrieron un enorme error del dispositivo: si cogías el iPhone con la mano izquierda por ambos lados, la cobertura descendía de forma drástica, había nacido el ‘Antennagate’.

Estás sujetando mal tu iPhone

Apple presentó el iPhone 4 el 7 de junio de 2010 en la conferencia de desarrolladores, sería el último iPhone en presentarse antes de verano. Se puso a la venta varias semanas después, el 24 de junio, y la compañía batió todos los récords vendiendo 1,7 millones de dispositivos en apenas 3 días.

iPhone 4

El iPhone 4 se había convertido en un auténtico superventas, pero había un grave problema que los usuarios descubrieron. Durante las primeras semanas comenzaron a aparecer en diversos foros muchas quejas sobre la cobertura del dispositivo. Al sujetar el iPhone 4 de determinada manera, concretamente con la mano izquierda y tapando ambos marcos laterales, la cobertura del dispositivo bajaba de forma drástica, hasta incluso hacer que las llamadas se cortaran.

Apple no dejó pasar el problema, incluso lo admitió, pero intentó restar importancia, estas fueron las declaraciones de un directivo de la compañía a The New York Times.

«Agarrar cualquier teléfono dará como resultado una cierta atenuación del rendimiento de su antena, dependiendo de la ubicación de las antenas. Esta es una realidad para todos los teléfonos inalámbricos»

Incluso el CEO de Apple, Steve Jobs, también restó importancia al problema, y lejos de admitir la responsabilidad de Apple en el problema, se la transfirió al usuario en un correo electrónico enviado a Ars Technica en aquel momento.

«Todos los teléfonos tienen áreas sensibles. Simplemente evite sostenerlo de esta manera»

El diseño de la antena del iPhone 4 era especial y rodeaba el marco del dispositivo, al usar este diseño el dispositivo podía ser más fino y delgado, pero ocasionó un grave problema de cobertura. El problema es que había dos pequeños cortes en la parte inferior del marco, si tapabas ambos es cuando la cobertura descendía.

sujetando iPhone 4

El 2 de julio, Apple envió una carta a los clientes diciendo que había descubierto la causa del problema: «Tras la investigación, nos sorprendió descubrir que la fórmula que usamos para calcular cuántas barras de intensidad de señal mostrar es totalmente incorrecta«. En otras palabras, Apple aseguraba que el iPhone 4 mostraba dos barras de cobertura más de lo que debería y que el problema se solucionaría con una actualización de software. Pero esto no era del todo cierto.

Pero el problema no era de software, y Consumer Reports informó que no recomendaba comprar el iPhone 4 debido a estos problemas poco después, el 12 de julio. Sin embargo en su artículo Consumer Reports dio con la clave: usar una funda de apenas unos dólares resolvía el problema.

Apple rápidamente anunció una conferencia de prensa para el 16 de julio. En ella Jobs admitió que el dispositivo tenía un problema de hardware. «No somos perfectos. Lo sabemos. Lo sabes. Y nuestros teléfonos tampoco son perfectos. Hemos estado trabajando duro para entender cuáles son los problemas reales«, dijo Jobs al comenzar aquella conferencia. Muchos esperaban que Apple sacara el iPhone 4 del mercado, pero Jobs defendió su dispositivo y anunció un programa que enviaría una funda completamente gratuita a cada usuario, y permitió a todos los usuarios devolver el iPhone sin problemas.

Antennagate

Jobs reiteró que solo el 0,55% de los compradores de iPhone 4 había llamado a Apple para quejarse, por lo que el problema realmente se había exagerado, aunque puso soluciones sobre la mesa. El Antennagate fue uno de los mayores escándalos de Apple, pero seguro que ha servido para mejorar los procesos de creación de nuevos dispositivos. Yo personalmente tuve el iPhone 4, y en ningún momento aprecié problemas de cobertura, aun así, Apple me regalo un bumper, una funda que cubría solo los marcos del iPhone.