Un iPhone X sobrevive una semana sumergido 15 metros en el mar

Un iPhone X sobrevive una semana sumergido 15 metros en el mar

Una historia absolutamente increíble.

Compartir

iPhone agua

No es la primera historia que escuchamos de este estilo, ni será la última, pero no dejarán nunca de sorprendernos. Un iPhone X ha sobrevivido a una inmersión de 6 días en el mar a una profundidad de más de 15 metros en un puerto del Reino Unido, al recuperarlo el dispositivo no solo tenía batería todavía, también funcionaba sin aparentes problemas.

Hace unos meses ya os contamos una historia parecida, un iPhone XR había sobrevivido 5 días en el mar y su diseño consiguió recuperarlo sin problemas, el iPhone X de nuestro protagonista de hoy ha superado esa cifra. El dispositivo se calló del barco pesquero en el que trabaja su dueño y no fue encontrado hasta 6 días después.

Una prueba más de la resistencia al agua de los iPhone

Desde hace varias generaciones los iPhone son resistentes al agua, aunque en ningún momento Apple recomienda que los utilicemos bajo el agua o los sumerjamos aposta. Los iPhone actuales cuentan con una certificación IP68, que les permite aguantar bajo el agua a una profundidad de 4 metros durante 30 minutos sin problemas. El iPhone X protagonista de esta historia tiene una certificación algo inferior, IP67, que le permite sumergirse hasta 1 metro y durante 30 minutos.

iPhone 11 pro agua

Ben Schofield, de 35 años, un marinero que trabaja en un pequeño barco de Dunkerque. Hace unos días, al llegar al puerto, su iPhone X se le resbaló de las manos y cayó al fondo del mar, donde hay una profundidad de aproximadamente 15 metros. Tras mucho insistir consiguió que un amigo se sumergiera para intentar recuperar el móvil, pero volvió a la superficie con las manos vacías, no había forma de encontrar su iPhone X.

Pero Ben no estaba por la labor de admitir una derrota y pensó que si volvía a intentarlo 6 días después, cuando la marea hubiera bajado lo suficiente, podría tener más suerte. Al llegar el día, se cubrió los zapatos con bolsas de plástico y bajó entre el barco y la pared del puerto en Scarborough, en North Yorks. Tuvo que abrirse paso entre el barro, pero después de estar varios minutos buscando encontró su iPhone X enterrado en la arena.

Fui a mostrárselo a mi jefe y sentí que vibraba en mi mano. Para mi incredulidad, todavía estaba encendido.

iPhone X enterrado

Nada más encontrar el dispositivo vio como estaba completamente cubierto de arena, pero lo primero que hizo fue ir a ver a su jefe para decirle que lo había encontrado, y en ese momento se dio cuenta de que el dispositivo todavía funcionaba.

Solo tenía una batería del tres por ciento, así que lo limpié, eliminé la arena y la arena del puerto de carga y lo dejé secar. Después lo enchufé y comenzó a cargarse. Todo funciona.

iPhone x agua

Después de comprobarlo todo y ver que su iPhone X estaba prácticamente intacto, Ben se puso en contacto con Apple para contarles su historia, y ni si quiera ellos podía creérselo. Los iPhone están diseñados para aguantar bajo el agua, pero no durante un periodo de tiempo tan largo.

Me puse en contacto con Apple y no lo podían creer. Consideran que la arena llenó los agujeros de carga y micrófonos, lo que preservó mejor el iPhone.

Sin duda una historia increíble. Un iPhone hundido y enterrado en el mar durante casi una semana que resiste sin problemas y aguanta con batería. Afortunadamente para Ben, su iPhone X sigue en perfecto estado.