Apple está probando MacBooks con pantallas táctiles, que probablemente no lance nunca

Apple está probando MacBooks con pantallas táctiles, que probablemente no lance nunca

Cambiaría nuestros hábitos al trabajar.

La factoría Apple no para de pensar e idear productos que pudieran funcionar. Algunos se quedan en el tintero, ya sea por los costes o inviabilidad del mismo. Otros terminan viendo la luz y es el público quien decide el futuro de estos. Y si hay algo que supone un punto de inflexión en la tecnología no es otra cosa que la pantalla táctil. Hoy en día no es posible adquirir un dispositivo movil de buenas prestaciones sin este tipo d pantalla, que haya que nuestro dedo pulgar evolucione al cabo de millones de años.

Pero, ¿y en un ordenador portátil como el MacBook? ¿Será posible su implementación? ¿Tendría éxito? ¿Sería demasiado caro? Todas estas preguntas están sobre la mesa, y el rumor está ahí. Según un usuario de Twitter, Apple parece estar trabajando en ello, pero la viabilidad del proyecto no parece muy clara. ¿Qué pensarían los fans de Apple? ¿Y la crítica? ¿Hay algún tipo de patente en marcha?

macbook-pantalla-tactil

Te puede interesar | 6 razones actuales para comprar un iPhone antes que un Android

Un MacBook con pantalla táctil: una quimera

El tuit es explicito. En él se afirma que la compañía de la manzana mordida podría estar trabajando en este tipo de pantallas, pero para MacBook. También se incide en el hecho de ser solo un proyecto, y que probablemente no se vaya a materializar en un futuro. Las incógnitas son enormes, pero todo se puede esperar de los californianos.

Como usuario activo de MacBook, paso demasiadas horas al día con él, reconozco que me daría algo de aprensión tener una pantalla grande que pudiera interactuar a mis dedos. En primer lugar, porque parece que en un ordenador portátil, esa función no parece demasiado clara. Ya hay veces en las que que me cuesta usar las Touch Bar, como para ir ahora poniendo el dedo sobre la pantalla.

Pienso que, por otro lado, el ratón es la extensión natural de mi dedo sobre la pantalla. No le veo mucho sentido a ello, concentro todas mis energías en el teclado y en el mouse a la hora de trabajar, no en el propio panel. Para eso ya tengo el iPad, que es una gozada por su tamaño y capacidad de interactuar con mis dedos. Quizás los esfuerzos de la compañía pedirán ser más útiles si se pudiera ejecutar MacOS en un iPad lo suficientemente potente. Eso sí que podría significar una revolución a la hora de entender la productividad.

Por otro lado, hablemos de costes. Personalmente desconozco el montante de introducir la tecnología táctil en una pantalla de un MacBook. Entiendo que no ha de ser nada económico, lo que podría inflar mas los precios de unos ordenadores que ya de por sí tienen un coste elevado. ¿Merecería la pena para el usuario ese sobrecoste? Quizás dejar las cosas como hasta ahora, o al menos, hasta que la tecnología consiguiera ser más barata, sería la opción más recomendable para todos.

macbook pantalla

Ese concepto de híbrido parecería no agradar en Cupertino, porque si se decidieran a ponerlo en marcha, algo extra se tendría que ofrecer para poder dar el golpe en la mesa. En Apple tienen claro, y así lo han demostrado sierre, que no les gusta ir a remolque de nadie y que son especialistas en mejorar lo que ya existe para proporcionar una experiencia diferente al usuario. Entrar en el terreno de un portátil con pantalla táctil quizás sea muy «de Windows»y, y ellos saben hacerlo como nadie. Quizás lo mas inteligente es seguir haciendo las cosas como hasta ahora.

De todas formas, no existe ninguna filtración más sobre ello aparte de un simple tuit de un usuario con pocos seguidores. No parece muy probable que ahora mismo ese tema sea una prioridad para Apple. Pero para los californianos no hay nada imposible y cosa que para ellos sonaban a sacrilegio en otros tiempos, ahora son una realidad. Podemos poner como ejemplo el famoso Apple Pencil, un concepto que dicen que Steve Jobs aborrecía.

Sea como fuere, de momento vamos a esperar a ver que nos depara la próxima keynote que está prevista para el 8 de septiembre, los objetivos más inmediatos es dar el do de pecho con el nuevo iPhone 12 y revolucionar de nuevo los wearables con una revisión del Apple Watch. Y eso, no es ninguna broma.