Este es el nuevo anuncio de Apple centrado en la privacidad

Este es el nuevo anuncio de Apple centrado en la privacidad

Apple Anuncio Privacidad
Creado por Apple

Apple Anuncio Privacidad
Creado por Apple

Al igual que los candidatos a la presidencia de EEUU, en Apple tienen su propia campaña pensada para hacer valer una de las grandes ventajas de las que sus productos y servicios hacen gala: el cuidado por la privacidad. Nos encontramos en un mundo en el que, de forma consciente o inconsciente, compartimos montones de nuestros datos a lo largo de nuestra vida diaria. Y aunque no es evidente si no nos fijamos, lo cierto es que puede llegar a asustar bastante.

En un nuevo intento por representar la importancia de preservar nuestra privacidad, Apple ha lanzado un nuevo anuncio en el que se presentan acciones de lo más comunes en nuestra rutina. Pero durante su desarrollo, los protagonistas anuncian en voz alta diversos datos relacionados con estas actividades, desde simples estadísticas sobre nuestra actividad física, a las comunicaciones privadas que realizamos durante las horas de trabajo. Y el resultado no puede ser más cómico.

Sin embargo, dentro de la diversión que pueda proporcionarnos esta curiosa pieza, lo cierto es que también encontramos un importante aviso. En la vida real, no nos dedicamos literalmente a compartir nuestros datos a voces, pero sí que somos demasiado confiados a la hora de transmitirlos por la red. Damos nuestro consentimiento de forma indiscriminada, muchas veces sin saber muy bien con que motivo. Y todo ello con la excusa del buen funcionamiento del producto o servicio.

Te puede interesar | iOS 14 y watchOS 7 incluyen una nueva función de privacidad secreta

Por suerte, con Apple hemos aprendido que no es necesario compartir tantos datos para que nuestros dispositivos hagan exactamente lo que nosotros queremos. Es posible preservar nuestra privacidad, sin necesidad de renunciar a todas las ventajas que nos proporciona la tecnología. Y con este último anuncio, Apple vuelve a hacerlo tan evidente que es complicado ignorar el que muchos aún prefieren seguir regalando su vida sin ningún tipo de mesura.