La monitorización de oxígeno del Apple Watch Series 6 estará en más...

La monitorización de oxígeno del Apple Watch Series 6 estará en más países que el ECG

¡El Apple Watch Series 6 será útil en más países que sus antecesores!

sensores apple watch series 6

El Apple Watch es uno de los dispositivos más populares de Apple y son precisamente sus prestaciones para la salud las que lo han llevado a este lugar. Sin embargo, características como las notificaciones de frecuencia cardíaca irregular, no suelen estar disponibles en todo el mundo, debido a requisitos y reglamentos propios de cada país. Pero, no sucederá lo mismo con la nueva funcionalidad de monitorización de oxígeno del Apple Watch Series 6.

Tal como se puede ver en la página de disponibilidad de funciones de Apple Watch, la monitorización del oxígeno en la sangre está disponible en más de 100 países. Este alcance sugiere que no hay problemas regulatorios relacionados con la salud para Apple en estos lugares.

La monitorización de oxígeno del Apple Watch está disponible en 100 países

Después del lanzamiento del Apple Watch Series 6 este martes, Apple actualizó su sitio en línea con todas las especificaciones relacionadas con su nuevo reloj inteligente.

Además de agregar opciones para escoger accesorios en tallas personalizadas de sus nuevas correas, resalta la disponibilidad de la funcionalidad de monitorización de oxígeno en más países, que los que tuvieron características como las notificaciones de frecuencia cardiaca.

Incluso antes de su presentación, la característica de medición del nivel de oxígeno en la sangre era bastante esperada entre los usuarios. Ya que se trata de un indicador de fallas respiratorias y cardíacas, entre otros síntomas que pueden significar problemas más delicados de salud.

Como se demostró durante el lanzamiento del Apple Watch Series 6, la medición de oxígeno en sangre se realiza a través de la nueva aplicación Blood Oxygen. Utiliza una serie de LED rojos y verdes y luz infrarroja para medir la cantidad de luz reflejada por la piel, con algoritmos avanzados que utilizan estos datos para calcular el color de la sangre para derivar el nivel de oxígeno en sangre.