LeBron James se acuerda de Steve Jobs tras ganar la NBA

LeBron James se acuerda de Steve Jobs tras ganar la NBA

Gracias a funcionalidades como FaceTime, situaciones como las que vivimos en la actualidad son algo más llevaderas.

steve jobs ipad original

Hace tan solo unos días, concretamente el 5 de octubre, fue el noveno aniversario del fallecimiento de Steve Jobs. En 2011, uno de los grandes visionarios del mundo nos dejó, y dejó tras de él todo un legado que hoy en día continúa tanto a través de su propia familia, como de las empresas que dirigió, entre las que por supuesto se encuentra Apple. Su visión fue capaz de llevar al mundo a donde se encuentra hoy, una era digital en la que ni la enfermedad puede separarnos de los rostros de nuestros seres queridos.

Gracias a los productos que logró sacar adelante, como el iPhone, hoy en día estamos a tan solo un par de toques de distancia de las personas más importantes de nuestra vida. Con las tecnologías que los productos de Apple lograron hacer populares, el mundo hoy es algo mejor. Y precisamente eso es lo que ha expresado LeBron James, el famoso jugador de baloncesto, tras ganar su cuarto anillo de la NBA. Unas palabras de agradecimiento, que han sido compartidas a través de Twitter, por todo lo que hizo posible Steve Jobs.

Concretamente, LeBron James hizo referencia a FaceTime, una herramienta que en este momento ha podido conectar a personas de todo el mundo sin importar dónde se encuentren. Y, si bien Apple no inventó las videollamadas, que ya hicieron su primera aparición décadas atrás, FaceTime logró popularizarlas sin lugar a duda. Cuando todos trataban de intentar usar Skype sin perder los nervios o las videollamadas a través de 3G, Apple logró simplificarlo al máximo, haciendo que fuese tan simple como tocar una llamada normal.

Te puede interesar | Todo lo que creemos saber del iPhone 12 a unos días de su presentación

Esta es precisamente la magia de los productos y servicios de Apple, donde reside la auténtica «innovación». El poder no reside en inventar mil funciones o características para los productos, sino crearlas de forma que aporten algo a la experiencia del usuario. Introducirlas al mundo sabiendo que, tras hacerlo, el mundo no podrá vivir sin ello. Justo como ahora no nos imaginamos un mundo sin FaceTime.