El iPhone 12 gasta un 20% más de batería con 5G que con 4G

    Parece que aún queda camino hasta que el 5G sea tan eficiente como el 4G en el iPhone.

    En la presentación de los nuevos iPhone, Apple nos explicó, con la ayuda de Verizon, algunas de las posibilidades que ofrece el 5G. Para aquellos que no lo conozcan, el 5G se trata de la nueva generación de redes móviles. Y entre sus principales características, se encuentran unas velocidades de vértigo y un retraso mínimo en la respuesta.

    5G iPhone 12
    Apple presentando el 5G del iPhone 12 en el Steve Jobs Theater.

    No obstante, el iPhone no es el primero en traer el 5G al mercado. Muchos otros fabricantes ya comenzaron a dar el salto desde hace un tiempo, con resultados mixtos. Por una parte, es cierto que ofrece velocidades nunca vistas en teléfonos móviles. Sin embargo, también lo es que los teléfonos que lo usan ven su autonomía reducida.

    Por supuesto, esto se debe a que los módems compatibles con 5G aún no son tan eficientes como los diseñados para el 4G. Por ello, es normal encontrar un consumo de batería que hace no mucho parecería impensable. Y es precisamente eso lo que ha ocurrido con el iPhone 12, cuya autonomía bajo redes 5G se ha visto perjudicada.

    Según Tom’s Guide, que en su análisis de los iPhone 12 y 12 Pro ha realizado pruebas de autonomía exhaustivas, podríamos encontrar una caída de cerca de un 20%. Concretamente, bajo 5G, el iPhone 12 logra 8 horas y 25 minutos de uso, y el iPhone 12 Pro alcanza las 9 horas y 5 minutos. No obstante, bajo 4G llegan hasta las 10 horas y 23 minutos, y las 11 horas y 24 minutos, respectivamente.

    Te puede interesar | Si usas la doble SIM del iPhone 12 no tendrás 5G, por ahora

    Esta prueba se ha realizado con la pantalla a 150 nits de brillo, abriendo una página web cada 30 segundos. Como es obvio, estas no son las condiciones de uso más corrientes, con lo que debemos ser cautos a la hora de tratar con estos datos. Aun así, es una prueba bastante descriptiva para demostrar que aún queda trabajo para lograr que el 5G se convierta en el estándar. No solo en cobertura, sino también en batería.