Soborna al servicio de reparación para que su mujer no pueda ver las llamadas de su iPhone

    Una historia completamente surrealista, soborna al técnico para que no arregle su iPhone.

    Hoy toca una de esas historias sorprendentes que nos encantan. Este técnico que se encarga de reparar iPhone y diferentes dispositivos de Apple nunca imaginó encontrarse con un dilema moral como este en su trabajo, pero así fue.

    iPhone reparacion con 100 dólares y nota
    Una nota y 100 dólares dentro de un iPhone

    El técnico ha subido un vídeo a TikTok para pedir opiniones sobre lo que hacer a sus seguidores. El usuario que le había entregado el iPhone para reparar, había incluido una nota y 100 dólares para que no lo hiciera.

    «Por favor, dile a mi mujer que el iPhone no se puede reparar, quiere comprobar el historial de llamadas. 100$ son tuyos, gracias».

    Una historia de reparación increíble

    Este técnico estaba en su tienda cuando llegaron un hombre y una mujer. Ambos le entregaron un iPhone roto para que lo reparara. Él les dijo que sin problemas, que en unas horas estaría listo.

    Entonces se fue al taller y al abrir el iPhone se encontró con una sorpresa. Dentro había una nota escrita a mano por el dueño y un billete de 100 dólares.

    nota en iPhone
    El iPhone con la nota y 100 dólares

    El técnico no sabía cómo afrontar la situación y pidió ayuda en redes sociales, el vídeo tiene ya más de 2 millones de reproducciones, y las respuestas que encontró fueron de lo más variadas.

    Hay quien quería que se descubriera la supuesta infidelidad: «Quédate con los cien y díselo«.

    Otro pensaba lo opuesto, diciendo que no debería decirle a la esposa porque él también era hombre: «Quédate con los cien y respeta el código del hermano«.

    Otro hombre sugirió que devolviera el teléfono y el dinero: «Simplemente devuélvelo roto con el billete y el dinero en la mano y dile ‘Encontré el problema pero no puedo solucionarlo‘».

    Otra persona persona entró en temas un poco más legales, a fin de cuentas es una cuestión de propiedad: «Técnicamente, es su teléfono. No el de ella. Haz lo que él dice«.

    Por último hay quien pensaba que salvar el matrimonio era lo más importante: «¿Por qué la gente piensa que debe decírselo? Por favor, no se lo digas y quédate con los 100 para salvar su matrimonio«.

    No sabemos cómo terminó la historia y si el iPhone quedo reparado, si se lo dijo a la mujer o si no hizo nada. Nosotros no tenemos nada claro que habríamos hecho, ¿y tú?