Parallels Desktop tendrá una versión para Mac con procesador M1

    Parallels lo confirma, en poco podríamos tener la versión "Universal" de su popular maquina virtual para Mac con procesador M1.

    Tras el anuncio de Apple de la transición a chips de fabricación propia este verano, muchos usuarios se quedaron intrigados de que pasaría a partir de este momento con Boot Camp, el asistente que permite emplear Windows en un ordenador, ya que Apple ya adelantó que Boot Camp no estaría disponible en los nuevos Mac con procesadores Apple Silicon.

    Parallels desktop para macOS con chip M1
    Parallels desktop es una de las apps para virtualizar Windows en un Mac, un tipo de apps por el momento imprescindibles en los nuevos Mac con SoC M1 ya que no cuentan con Boot Camp.

    No obstante, alternativas de terceros como es el caso de Parallels no han tardado en aprovechar el lecho de mercado que esto puede suponerles, y ya han anunciado que se encuentran en «activo desarrollo» de una app «Universal» para su popular aplicación de virtualización de sistemas, Parallels Desktop.

    Durante la WWDC 2020, Apple ya mostró un Mac con procesador Apple Silicon corriendo una maquina virtual con Linux a través de Parallels Desktop de manera suave en un hardware y software todavía en vías de desarrollo. Ahora, según anuncia la propia Parallels, la versión para procesadores M1 de su app «ha hecho enormes progresos desde ese momento».

    Nuevos Mac con Apple Silicon
    Nuevos Mac con Apple Silicon

    «Hemos migrado Parallels Desktop a Universal binario, y optimizado su código de virtualización, reza el post que lo anuncia, y al parecer las versión para procesadores M1 _»es prometedora».

    Microsoft por su parte hace unos días anunció el soporte para apps basadas en procesadores Intel x64 de Windows en ARM, algo parecido a lo que Apple hace con Rosetta. Esto permitirá a los usuarios de Windows en equipos ARM correr aplicaciones existentes diseñadas para Intel que no han sido optimizadas.

    Esta decisión de Microsoft bien podría valer a medio-largo plazo de inspiración para Apple, que haga posible contar con el soporte de Boot Camp en sus nuevos equipos.

    Aunque las maquinas virtuales son una solución a la falta de Boot Camp, si bien están diseñadas para correr sistemas operativos sin problema, están más enfocadas a un uso puntual que permita correr apps sin tener que reiniciar nuestros equipos. Boot Camp por su parte ejecuta una versión completa de Windows en nuestro equipo, permitiéndonos usar el Mac como si de un ordenador con el S.O. de Microsoft de forma nativa fuera, lo cual es más conveniente para tareas como juegos y software exigente en general. Parallels Desktop por su parte nos permite ejecutar aplicaciones aquí y allá sin mucho esfuerzo, y sobretodo sin salir de macOS.

    Por el momento este es uno de los peajes pagar en los nuevos Mac. Si quieres conocer otras ventajas y desventajas que los chips M1 suponen no dejes de visitar nuestro artículo «Principales ventajas y desventajas del nuevo procesador M1 de los Mac«, donde conocerás de primera mano que suponen los nuevos Apple Silicon.