Así lucen las apps de iPad en el nuevo MacBook Air con procesador M1

    La nueva arquitectura de los Mac con chip M1 favorece el uso de apps de iOS e iPadOS en macOS.

    Gracias a la nueva arquitectura de los procesadores Apple Silicon M1, correr apps de iOS e iPadOS en el Mac es cosa de niños, y nos permite traer interesantes ventajas a los equipos de sobremesa.

    MacBook con Big Sur
    Con Calalyst los Mac pueden ejecutar apps desarrolladas para iOS e iPadOS.

    Tras la llegada la llegada anticipada de los nuevos Mac a los primeros usuarios, algunos de ellos ya se han puesto manos a la obra para descubrir de que son capaces sus nuevas computadoras. Así lo ha compartido por ejemplo un usuario de Reddit, que ya ha mostrado su nuevo MacBook Air con procesador M1 corriendo aplicaciones del iPhone y el iPad como por ejemplo el conocido juego Monument Valley.

    Tras el post, el aluvión de preguntas de los usuarios ha sido incesante, y es que muchos ya se han parado a buscarle todas las ventajas actuales a poder emplear las apps de los dispositivos móviles en el terminal de sobremesa.

    MacBook Air corriendo apps de iPad e iPhone
    El uso de apps para dispositivos móviles en ordenadores portátiles supone una revolución para los usuarios.

    Según ha comentado el usuario que compartía la imagen, las apps corren de manera nativa y fluida, simplemente cambiando la interacción del dedo en la pantalla táctil por la del mouse o trackpad en el Mac. Entre los principales intereses que ha despertado esta prestación, la mayor parte de la atención se la han llevado los juegos, y es que Apple cuenta ahora mismo con un interesante catálogo de títulos realmente populares que los usuarios podrían jugar de esta forma en sus Mac. Más aún si gracias a Catalyst pueden integrar el uso nativo del teclado y ratón en una interfaz originalmente pensada para el control táctil.

    Otras ventajas que le han encontrado a esta nueva prestación es el uso de las apps de streaming de plataformas como Netflix, HBO, Amazon Prime etc. Donde los usuarios pueden en las versiones móviles descargar contenido para ver offline mientras que hasta el momento en los equipos macOS simplemente se puede consumir contenido si contamos con una conexión a internet. Esta prestación no está confirmada, pero estaría bien poder contar con ella en nuestros equipos, sobretodo dado que cuentan en su mayoría con pantallas mucho más grandes para el consumo de este tipo de contenido.

    La era Apple Silicon ha comenzado, y la cantidad de novedades, más allá de las que ya conocemos, todavía está por ver. Por nuestra parte, no podemos esperar a conocer todo lo que va a suponer esta transición para el futuro del Mac.