El chip M1 supera a la GeForce GTX 1050 Ti y Radeon RX 560 en rendimiento gráfico

    El rendimiento de la GPU integrada del chip M1 está incluso por encima de las expectativas.

    Hoy mismo, los primeros Mac con procesador ARM han comenzado a llegar a los clientes de Apple en todo el mundo. En su interior, no encontraremos el A12Z que llevaba consigo el kit de transición o que tiene el iPad Pro de este año. Será el nuevo SoC M1 el que proporcionará a estos nuevos ordenadores toda la potencia y la eficiencia necesarias para cumplir con cualquier tarea.

    MacBook Pro Davinci Resolve
    El nuevo MacBook Pro desenvolviéndose con DaVinci Resolve y vídeo en 8K.

    Así, con la llegada de los nuevos MacBook Air, MacBook Pro y Mac Mini, los usuarios han comenzado a poner a prueba el nuevo chip. Y, como era de esperar, las primeras pruebas de fuego han sido los clásicos benchmarks. Y aunque sus resultados no son representativos del rendimiento real de los ordenadores, lo cierto es que han llamado mucho la atención, sobre todo en cuanto al desempeño gráfico.

    Benchmarks GPU M1 Parte 1
    Resultados de GFXBench, compartidos por MacRumors.

    Según los datos que Apple proporcionó en el pasado evento de presentación, el M1 tiene una GPU de ocho núcleos con una capacidad de procesamiento equivalente a 2,6 TFLOPS. Esta cifra no nos dice gran cosa, pero los resultados que los nuevos ordenadores han dado en GFXBench nos ayudan a hacernos una idea mucho más clara. El chip M1, según la información compartida por MacRumors, estaría por encima de chips gráficos dedicados como la Nvidia GeForce GTX 1050 Ti o la AMD Radeon RX 560.

    Benchmarks GPU M1 Parte 2
    Resultados de GFXBench, compartidos por MacRumors.

    Si tenemos en cuenta que estamos comparando dos gráficas dedicadas con una integrada en un SoC, resulta bastante espectacular. Y es que hablamos de un chip en el que no solo encontramos esta GPU, sino también la CPU, la memoria unificada, y un motor neural, además de los distintos coprocesadores integrados. Una auténtica declaración de intenciones de Apple.

    En cualquier caso, y dejando estas pruebas técnicas a un lado, ahora es momento de ver si los nuevos ordenadores son capaces de cumplir con las expectativas. Aunque, a juzgar por lo que hemos visto ya, parece que serán capaces de hacerlo sin ningún problema.