El HomePod mini es «imposible de reparar»

    Procura que no se te rompa, o tendrás que hacerte con uno nuevo.

    A pesar de que todavía no hemos podido asistir al obligatorio despiece de iFixit del nuevo HomePod mini, un ávido usuario del foro del sitio web MacRumors se ha aventurado a ejecutar el desmonte por si mismo.

    HomePod Mini interior
    El nuevo HomePod mini está resultando ser un éxito, acumulando muy buenas críticas por los usuarios que ya han podido probarlo.

    Así pues, tras el proceso, el usuario llamado «ouimetnick» ha compartido las imágenes y sus impresiones respecto al nuevo altavoz inteligente de los de Cupertino, llegando a la conclusión de que es prácticamente «imposible de reparar».

    Según informa, desmontar el HomePod mini sin romperlo es casi imposible, como ya sucedía con el HomePod original. Los cortos hilos de la malla que recubre el dispositivo junto con la dificultad para acceder a su interior hacen una tarea realmente ardua el abrir el nuevo altavoz.

    Acceder al interior del HomePod cuesta nada más y nada menos que 10 tornillos torx de tamaños T10 y T6, y una vez dentro podemos ver un pequeño woofer y dos radiadores pasivos, sin tweeters, algo que lo diferencia de su hermano mayor.

    Interior HomePod mini
    No romper el nuevo HomePod mini en el proceso de abertura parece una tarea tan difícil que más vale la pena que no tengamos que abrirlo nunca.

    Algo interesante a destacar es que, a pesar de que el nuevo HomePod mini viene con cable USB-C, éste está fijado al altavoz, no pudiéndose retirar, al contrario de lo que sucede con el HomePod grande, donde se puede extraer al contar con conexión.

    Placa HomePod mini
    Fuente: MacRumors
    El pequeño altavoz inteligente de Apple utiliza como procesador el SiP S5, presentado por Apple el pasado 2019 junto con el Apple Watch Series 5

    La placa lógica también es mucho más pequeña que en el modelo superior, y alberga el pequeño SiP S5, que comparte con el Apple Watch SE y Series 5.

    Viendo las imágenes del despiece, a buen seguro podemos confirmar que el usuario encargado de desmontar el HomePod Mini no miente cuando dice que se trata de un dispositivo prácticamente irreparable, y es que no romperlo en el proceso de apertura es inevitable.