El procesador M1 de Apple es más potente que los últimos Intel Tiger Lake en los test

    Un Geekbench nos muestra los resultados del análisis.

    procesador M1
    El nuevo procesador M1 de Apple

    Hace unas semanas, durante un evento especial celebrado el día 10 de noviembre, Apple presentó su nuevo procesador M1 para productos Mac mini y MacBook.

    La compañía hablaba maravillas en su presentación, y pocos días después pudimos comprobar la grandeza del chip. Según este análisis independiente, el procesador M1 de Apple es el procesador más rápido del mundo.

    Y no solo eso, sino que además el chip M1 ayuda a los equipos a superar el rendimiento gráfico de la Nvidia GeForce GTX 1050 o la AMD Radeon RX 560.

    Análisis del rendimiento del chip M1 frente a los procesadores de Intel

    Tal y como nos cuentan desde Apple Term, hemos descubierto un Geekbench circulando por la red que muestra los resultados de un test realizado a los procesadores M1 e Intel Tiger Lake.

    Intel anunció la llegada de la 11ª generación de procesadores Tiger Lake durante el mes de septiembre. Actualmente ya hay algunos portátiles con esta nueva línea de procesadores, pero en comparación con el chip M1, Apple Silicon se lleva la victoria.

    Poniendo a prueba un MacBook Air de 8 GB de RAM con un chip M1 y un Dell XPS 13 de 32 GB de RAM con un procesador Intel Tiger Lake de última generación los resultados han sido los siguientes:

    Chips M1 y Tiger Lake
    Chips M1 y Tiger Lake.

    La puntuación individual del chip M1 ha sido de 1.713, mientras que la de los chips Intel Tiger Lake es de 1.544. En cuanto al rendimiento multi-core, el MacBook Air obtuvo una puntuación de 7.484 mientras que el Dell XPS alcanzó una puntuación de 5.491.

    Claramente, los datos de este Geekbench demuestran que el procesador de Apple ofrece un rendimiento mucho mayor. Hay muchos factores que contribuyen a que esto suceda, pero básicamente se debe a que Intel fabrica sus chips para satisfacer las necesidades de muchas compañías, mientras que Apple ha podido optimizar el diseño y el sistema operativo de sus equipos en concordancia con la capacidad de sus procesadores M1.