¿Cuál de los cuatro iPhone 12 se inicia más rápido?

    Parece que el más pequeño de la familia del iPhone 12 también es el más rápido.

    Normalmente, cuando vemos comparativas entre teléfonos cuyas especificaciones técnicas son similares, esperamos que los resultados en diferentes pruebas técnicas también lo sean. Por supuesto, siempre influyen otros factores, como el software del dispositivo. No obstante, las diferencias no suelen ser especialmente altas si las diferencias son mínimas.

    iPhone 12
    Los nuevos iPhone 12 Pro y iPhone 12.

    En el caso de los iPhone 12, el salto entre los diferentes modelos que existen nos dará la oportunidad de hacernos con una pantalla más grande, una cámara mejor, un diseño diferente, e incluso con más memoria RAM. Aun así, más no siempre es mejor, y lo han demostrado a la perfección en un nuevo test comparativo. Una pequeña prueba que no tendrá especial efecto en la experiencia, pero que es de lo más interesante.

    En esta ocasión, la gente de iClarified ha puesto frente a frente los diferentes modelos de la nueva generación para conocer sus tiempos de encendido. Sería de esperar que, dado que son modelos superiores con especificaciones algo mejores, los iPhone 12 Pro se pusiesen en la cabeza hasta en este sentido. Pero, para nuestra sorpresa, no ha sido así.

    Comparando los cuatro modelos del iPhone 12, desde el iPhone 12 mini hasta el iPhone 12 Pro Max, se ha encontrado que los más rápidos en encenderse son precisamente los más pequeños. Es decir, a mayor tamaño, menor rapidez, con alrededor de dos segundos de diferencia entre el más pequeño de los teléfonos y el más grande.

    Por supuesto, todos los teléfonos se encontraban en las mismas condiciones para la prueba. Misma versión de software, y todos ellos conectados a la corriente. La única diferencia en materia de especificaciones es que los teléfonos de la gama Pro cuentan con 2 GB adicionales de RAM, pero parece que no ha bastado. Desde luego, es una auténtica sorpresa, pero la realidad es que no es una diferencia palpable en el día a día.