La prueba de resistencia al agua del iPhone 12 más extrema

    ¡El iPhone 12 fue sumergido a 20 metros de profundidad!

    Confirmar la clasificación IP68 que otorga Apple a sus iPhones es una las prueba que los analistas de estos dispositivos aman realizar. Y con los iPhone 12 no ha sido la excepción.

    iPhone 12 bajo el agua
    iPhone 12 sumergido a 6 metros de profundidad

    Desde la compañía afirman que los iPhone 12 Mini, iPhone 12, iPhone 12 Pro y iPhone 12 Pro Max resisten 6 metros de agua durante 30 minutos y para comprobarlo, el equipo de CNET, los llevó a las gélidas aguas del lago Tahoe en Monterey, California.

    El iPhone 12 bajo el agua y a todo riesgo

    Desde CNET se apoyaron con un dron submarino de la compañía Theseus para sumergir el iPhone 12. El dron puede llegar a una profundidad de 300 metros bajo el agua, y el piloto puede ver la vista desde la cámara de Theseus, así como las métricas de profundidad y temperatura del agua desde un ordenador en la costa.

    En la primera prueba, el iPhone 12 fue llevado al límite, dentro de los parámetros de Apple; 6 metros de agua durante 30 minutos. Para ello, se colocó el iPhone en un soporte frente a la cámara del dron con la pantalla configurada para permanecer encendida, para ver la actividad bajo el agua.

    Como se puede ver en el vídeo, después de 30 minutos, el iPhone funcionaba. La pantalla táctil estaba bien y el control de volumen funcionó como se esperaba. Las tres cámaras (frontal, ultra ancha y ancha) parecían claras sin evidencia de empañamiento y las fotos parecían normales.

    «Grabamos una nota de voz antes de sumergir el teléfono y pudimos escuchar que después de la primera inmersión, el altavoz sonaba un poco amortiguado en comparación, pero es difícil saber si eso habría mejorado después de dejar que se seque por más tiempo»

    En la segunda prueba, el iPhone fue sumergido a 20 metros de profundidad, esta vez por cuarenta minuitos. Sorprendentemente, todo funcionó con normalidad. La pantalla, los botones de volumen y encendido funcionaban y las dos cámaras también. El altavoz aún sonaba amortiguado al reproducir la nota de voz, pero seguía siendo audible.

    Al y terminar las pruebas, los analistas decidieron cargar el iPhone, ya sin bateria y esperar 72 horas antes de vovler a encenderlo, solo para comprobar que vez el iPhone si pasó factura:

    «La pantalla del iPhone 12 mostró un mensaje de diagnóstico. Después de intentar pasar el mensaje de diagnóstico varias veces, conectamos el iPhone 12 a una MacBook para ver si podíamos restablecer el dispositivo. Funcionó, pero todavía no pudimos pasar de las pantallas de diagnóstico.»

    «Si bien no tenemos forma de saber exactamente qué causó este error, es posible que haya sido un daño prolongado por el agua, el cambio de temperatura entre el agua fría del lago Tahoe y un ambiente interior, o una combinación de ambos.»

    Después de superar hasta una inmersión en ácido, esta parecería una prueba difícil pero no imposible, sin embargo, hasta el iPhone 12 tiene sus límites.