El chip A14 Bionic es más potente que el Snapdragon 888, que apenas alcanza al A13

    El nuevo Snapdragon 888 sigue sin alcanzar al chip más reciente de Apple, el A14 Bionic.

    La superioridad de Apple en lo que a diseño de chips para móviles vuelve a demostrarse. La compañía, que ya lleva varios años creando los SoC de sus dispositivos móviles, y que ahora también diseñará los de sus Mac, avanza cada año hacia nuevos hitos en potencia y eficiencia. Y Qualcomm sigue tratando de ponerse a la altura.

    a14
    El chip A14, el cerebro del iPhone 12.

    Qualcomm y Apple no son compañías rivales, al menos, no del todo. Ambas aún sostienen ciertas alianzas en lo que a los módems de los iPhone se refiere. Y es gracias a ellos que Apple ha podido lanzar sus primeros dispositivos 5G, ya que aún no han logrado poner a punto su módem de diseño propio.

    Sin embargo, en el ámbito de los procesadores la historia es muy diferente. Apple lleva ya un tiempo delante de Qualcomm, logrando colocar sus chips de la serie A en lo más alto de los rankings de su categoría. Y a pesar de que esta última acaba de presentar su nueva generación de chips, sigue sin acercarse al gigante de Cupertino.

    Como comparten desde Anandtech, ya han aparecido los primeros benchmarks de Geekbench 5 del Snapdragon 888. En la prueba mononúcleo, el nuevo chip ha logrado los 1.135 puntos, mientras que en la prueba multinúcleo ha llegado a los 3.794. En comparación con el A14 Bionic del iPhone 12, este último sigue por delante con unas puntuaciones de 1.603 y 4.187, respectivamente.

    No obstante, la cosa no queda ahí. El A13 Bionic, que alimenta los iPhone 11, alcanza puntuaciones de 1.331 y 3.366. Así, el Snapdragon 888 tan solo logra ganar al A13 en la prueba multinúcleo, y no con demasiada diferencia.

    Pruebas Anandtech Snapdragon 888
    Pruebas de rendimiento tomadas por Anandtech.

    Donde parece brillar el nuevo Snapdragon 888 es en la eficiencia de su GPU. Aunque en los tests de Anandtech sale perdiendo en la prueba de Vulkan/Metal con 86 FPS, frente a los 91 o 102 que son capaces de alcanzar los chips A14 y A13, el nuevo chip de Qualcomm podría ser capaz de mantener este pico de rendimiento durante más tiempo con un gasto energético menor.

    Desde luego, la corona de los procesadores ARM sigue en disputa. Los principales fabricantes de chips tratan de reaccionar contra la llegada del chip M1 de Apple, y en los próximos años deberíamos ver grandes mejoras nacidas de la competencia. Será una batalla de lo más interesante, y cuyo resultado no hará sino beneficiar a los usuarios.