Microsoft seguirá la estela de Apple: fabricará sus propios chips para ordenadores

Microsoft seguirá la estela de Apple: fabricará sus propios chips para ordenadores

Con el lanzamiento del chip M1 de Apple, Microsoft ha puesto manos a la obra para seguir los pasos de su competidor y empezar el diseño y fabricación de su propio procesador.

Apple decidió dar inicio a una nueva era en la que comenzaría a fabricar sus propios procesadores. Con esto obtiene grandes ventajas en la ingeniería tecnológica y como compañía.

Ahora ha sido un ejemplo a seguir para Microsoft quien parece ser también está comenzando a planear la fabricación de sus propios chips.

Chips Microsoft
Microsoft tiene planeado comenzar a producir sus propios procesadores para sus ordenadores.

Apple comienza a fabricar sus propios procesadores para ordenadores

Apple lanzó este año su nuevo proyecto que implicaba la fabricación de sus propios procesadores para ser implementados en sus ordenadores. Con esto la compañía dejaría de depender de Intel y sus reglas que de cierta manera se involucraban en muchos de los procesos de lanzamiento y fabricación de ordenadores Apple.

Además, con el chip M1 de Apple la compañía de la manzana mordida se ha mostrado en el campo de la tecnología como un digno creador, pues entre las ventajas de este procesador se encuentra la potencia y alto rendimiento que ofrece a los ordenadores Mac, superando incluso a los últimos Intel Tiger Lake de acuerdo con un test realizado hace poco tiempo.

Chip M1
El Chip M1 ha sido bien recibido por usuarios y expertos de la tecnología.

Microsoft siguiendo los pasos de Apple

Ante las ventajas obtenidas por Apple con sus propios procesadores, Microsoft ha puesto la mira en nuevos horizontes que le permitan seguir la estrategia de su competidor, liberándose de la dependencia de Intel Corp y sumándose a las compañías que están buscando la expansión tecnológica ingresando en esta rubro de la ingeniería.

De acuerdo con Bloomberg y sus fuentes internas en la compañía, Microsoft ya se encuentra desarrollando sus propios procesadores para ser utilizados de manera interna como centros de datos, pero tambien un chip dirigido a ser implementado en algunos de sus dispositivos de la línea Surface.

«Es más probable que los esfuerzos de Microsoft den como resultado un chip de servidor que uno para sus dispositivos Surface, aunque esto último es posible.

La contratación por parte de Microsoft a ingenieros especializados en la creación de procesadores ha aumentado durante los últimos años, contando con nuevos expertos provenientes de empresas reconocidas y que trabajan en la fabricación de chips como Intel, Advanced Micro Devices Inc., Nvidia Corp. y Qualcomm Inc.

Entonces, esta reciente noticia debería ser un proyecto que ya se ha venido trabajando en Microsoft desde hace un tiempo. Incluso Frank Shaw, portavoz de la compañía dijo:

«Debido a que el silicio es un componente fundamental para la tecnología, continuamos invirtiendo en nuestras propias capacidades en áreas como diseño, fabricación y herramientas, al mismo tiempo que fomentamos y fortalecemos las asociaciones con una amplia gama de proveedores de chips…

Surface
Los ordenadores Surface podrían ser los primeros dispositivos en recibir el chip fabricado por Microsoft.

Aunque ni Apple o Microsoft cuentan con la mayor parte del mercado de PC, la realidad es que ambas empresas tienen esta nueva iniciativa de entrar en competencia con productos premium, con mejores capacidades y diseños que los hagan más llamativos y los posicionen entre el gusto de los usuarios.

Con la salida del procesador M1 de Apple ha comenzado una revuelta entre sus competidores que vuelve a poner a la compañía dentro del modelo a seguir. Ahora Microsoft que utiliza chips basados ARM de Qualcomm, utilizados en muchos modelos de su línea Surface, por lo que este sería el principio básico de su nuevo procesador propio.

Al final, las grandes compañías de tecnología que son vendedoras de ordenadores, están optando y apostando por ser los fabricantes de uno de los principales componentes de sus maquinas. Esto ha estado repercutiendo en Intel, pues sus acciones cayeron un 6,3% para cerrar en 47,46 dólares en Nueva York, lo que las dejó cerrando en un 21% para este año.