El iPad no tuvo dos puertos porque a Steve Jobs no le gustaban las fotos

    La increíble historia de por qué el iPad no tiene dos puertos de carga.

    Sobre la obsesión con la perfección de Steve Jobs, el genio y co-fundador de Apple, se ha escrito mucho, pero la historia que te contamos hoy la refleja como ninguna otra. En una entrevista que hizo una de las personas más importantes detrás de las presentaciones de Apple, se cuenta una historia increíble sobre el iPad y sus puertos de carga.

    steve jobs ipad original
    Steve Jobs presentando el iPad original

    Sí, has leído bien. El iPad original iba a tener dos puertos de carga, pero a pocas semanas de su presentación oficial, Steve Jobs obligó a eliminar el puerto lateral.

    Wayne Goodrich fue la mano derecha de Steve Jobs durante 20 años y la persona a cargo de que las famosas keynotes salieran perfectas. Ya te hemos contado algunas historias sobre Wayne que nos ayudan a conocer mejor a Jobs, pero esta historia sobre el iPad es única y queríamos darle su importancia.

    La extrema obsesión de Jobs cambiaba productos a semanas de su presentación

    Según desvela Goodrich, el iPad original contaba con dos puertos de carga de 30 pines. Uno para usarlo en modo vertical y situado en el «lado corto» del dispositivo, y otro en el «lado largo» para usar el dispositivo con accesorios en modo horizontal. Posteriormente se han filtrado prototipos de este modelo previo al de lanzamiento con estos dos puertos.

    Sin embargo, Jobs canceló esa disposición a escasas semanas del lanzamiento del iPad original porque no le gustaban las fotos que el equipo de marketing había realizado del dispositivo y que aparecerían en todas las webs de tecnología y medios importantes tras la presentación.

    «Durante los preparativos para el lanzamiento del iPad, estábamos luchando para que las “fotos bonitas” del iPad se vieran como Steve imaginaba que deberían verse. Habíamos tenido varias sesiones de fotos y equipos trabajando literalmente para obtener una o dos imágenes increíblemente geniales del iPad«.

    «Quería una foto hermosa con un borde limpio y el logotipo de Apple visible en el lado derecho hacia arriba. El problema era que esto no era posible sin ver el conector de 30 pines del iPad en el lado largo. Pero, ¿si solo en el iPad solo hay un conector en el lado corto?. En ese momento había dos, uno a cada lado. De esa manera, podías acoplarlo en orientación horizontal o vertical«.

    iPad original
    Probablemente, la foto que a Jobs no le gustaba, la solución fue eliminar el puerto lateral

    «Pensé que estaba satisfecho con las hermosas tomas realizadas. Pero una noche cerca de la fecha de presentación, decidió que no estaba contento con esas hermosas fotos del iPad. Estaba cansado y sabía que no había forma de mejorarlas«.

    «Entonces, esa noche antes de cerrar, retoqué con Photoshop el puerto en el lado largo en algunas de las tomas y se las envié. Supuse que los vería por la mañana y nos reiríamos mucho. En su lugar, casi de inmediato me llamó y me dijo: «Esto es exactamente lo que estaba buscando… ¡oh, no!» A lo que respondí, «lo hice» y el teléfono hizo clic«.

    «No había forma de obtener una foto que Steve aceptaría con ese puerto en el lateral, por lo que el iPad se envió sin él. También simplificó la presentación, lo que le gustó«.

    Como podemos ver, la extrema búsqueda de la perfección por parte de Steve Jobs hizo cambiar por completo un dispositivo a escasas semanas de su presentación. Los ingenieros y desarrolladores pensaban que tenía sentido que el iPad tuviera dos puertos para usarlo de dos formas diferentes, pero ese iPad no era lo suficientemente bonito.

    ipad air smart connector
    El Smart Connector son esos 3 puntitos

    Ha día de hoy, el iPad ha seguido manteniendo ese único puerto. Sin embargo el Smart Connector se ha posicionado como el segundo conector necesario en un lateral para mejorar la productividad del iPad mediante el uso de un accesorio como un teclado. Eso sí, el Smart Connector le habría gustado a Jobs ya que es prácticamente invisible.