Condenan a un hombre por la muerte de su mujer gracias al iPhone

    ¡El hombre ha sido condenado a 16 años de prisión!

    Las fotos y mensajes almacenadas en nuestro iPhone se admiten como pruebas determinante en cualquier investigación policial. Sin embargo, otros datos de las funciones originales del dispositivo han demostrado ser igualmente útiles en situaciones similares.

    Según se ha conocido recientemente, un hombre de Alabama fue declarado culpable de homicidio involuntario por la muerte de su esposa, después de que la policía usara datos de la aplicación «Salud» de su iPhone para contradecir su coartada.

    App Salud iPhone
    Los datos de la app «Salud» del iPhone han llevado a un hombre a prisión

    Hechos anteriores han demostrado la eficiencia de la app para demostrar las coartadas de los acusados. En 2018, la app «Salud» fue utilizada para condenar a un hombre que asesinó su mujer para cobrar 2,5 millones de dólares del seguro de vida.

    Una de las apps del iPhone condena a un hombre a prisión

    Como reportan desde mac rummors, Jeff West, de 47 años, fue sentenciado a 16 años de prisión por la muerte de su esposa, Kat West, de 42 años.

    La investigación del caso ha concluido que Kat West murió de un golpe en la cabeza propinado por su esposo. A pesar de que Jeff West había mantenido su inocencia durante más de tres años desde su muerte en enero de 2018, datos arrojados desde la aplicación «Salud» en su iPhone contradecían su versión.

    El testimonio del acusado afirmaba que se había quedado dormido alrededor de las 10:30 p.m. el 12 de enero de 2018 y despertó alrededor de las 5:15 de la mañana siguiente, con el sonido de vehículos policiales afuera de su casa. Pero, su aplicación «Salud» demostró que dio un total de 18 pasos desde las 11:03 p.m. a las 11:10 p.m.

    Mientras tanto, los datos del ‌iPhone‌ de la víctima mostraron que dejó de moverse después de las 10:54 p.m., justo después de la hora en que Jeff West afirmó estar en la cama.

    Además de los datos de movimiento, las huellas dactilares de West también se encontraron en el fondo de la botella que se utilizó para golpear a su esposa en la cabeza. Los fiscales creían que Jeff mató a su esposa después de una discusión y luego organizó la escena para parecer inocente.

    A pesar de afirmar su inocencia, West ha estado en prisión durante los últimos tres años mientras se desarrollaba el juicio por asesinato. Ahora ha sido condenado por homicidio imprudente y se le ordenó cumplir un total de 16 años.