Un nuevo estudio sugiere que el Apple Watch podría detectar la COVID...

Un nuevo estudio sugiere que el Apple Watch podría detectar la COVID antes que una prueba PCR

Un estudio de Mount Sinai presenta al Apple Watch como una posible herramienta para detectar la COVID de forma temprana.

El Apple Watch ha ido convirtiéndose poco a poco en un dispositivo de lo más útil para controlar el día a día de nuestra salud. Como con todo, sus inicios fueron modestos (y accidentados, para que engañarnos), pero con los años ha ido mejorando hasta adquirir funcionalidades que nos permiten conseguir una imagen mucho más completa del funcionamiento de nuestro cuerpo.

Portada Apple Watch
El Apple Watch, un dispositivo perfecto para mejorar nuestra vida diaria.

Por el momento, aún queda bastante camino para lograr el reloj perfecto para controlar todos los aspectos de la salud. No obstante, los sensores de los que ya dispone el Apple Watch ofrecen una cantidad de posibilidades que todavía están por explorar al completo. Y entre ellas, podría encontrarse la de detectar la COVID en los usuarios de forma temprana.

Tal y como comparten desde MacRumors, un estudio realizado por investigadores de la red de hospitales Mount Sinai indica que el Apple Watch podría ser un gran aliado a la hora de detectar esta enfermedad. Según este, combinando un seguimiento de síntomas con datos extraídos del reloj como la variabilidad del ritmo cardiaco, es posible identificar a los pacientes que están en riesgo hasta una semana antes que con una prueba PCR.

Este estudio no solo se limitará al Apple Watch, sino que también se ha anunciado la posibilidad de investigar como otros wearables podrían contribuir. Además, también se tendrán en cuenta otros factores como la calidad del sueño o la actividad física. Todo ello, para conseguir mejorar la detección del virus, sobre todo de cara a proteger a los más vulnerables a este.

Apple Watch
Apple Watch como compañero para el día a día.

Esta no es la primera ocasión que se usa al Apple Watch como herramienta para la investigación de los efectos de la COVID. Hace casi un mes, hablamos también de como otras instituciones como la Universidad de Stanford trabajaban en estudios similares, con resultados igualmente prometedores.

Eso sí, como siempre es preciso recordar, un dispositivo como el Apple Watch, que no está pensado para ofrecer un diagnóstico, jamás sustituirá a los profesionales médicos ni a los equipos clínicos. A pesar de que puede ser una gran ayuda para mejorar nuestra salud, siempre debemos consultar con un especialista cualquier duda que tengamos con respecto a esta.