La obsesión por el secretismo podría dificultar la llegada del Apple Car

La obsesión por el secretismo podría dificultar la llegada del Apple Car

¡Las compañías automotrices no quieren subordinarse a Apple!

Las primeras filtraciones de este 2021 en el mundo de la tecnología han revivido el ambicioso proyecto del Apple Car. La supuestas conversaciones de Apple con firmas automotrices establecidas, fueron suficientes para comenzar a especular sobre el estatus del proyecto y hasta fechas tentativas para su lanzamiento.

Apple Car
El Apple Car sigue su camino

Sin embargo, después de acercamientos fallidos entre Hyundai, Nissan y BMW y otros posibles socios, la percepción con respecto a una posible asociación ha cambiado, Y han dejando ver algunas discrepancias entre la forma en la que Apple trabaja con sus proveedores actuales y las costumbres del mundo automotriz. Ya que el segundo escenario, no parece coincidir con «su cultura de secreto y su presencia dominante».

¿Por qué nadie quiere fabricar el auto de Apple?

De acuerdo con artículo publicado en koreatimes, Apple ha buscado durante mucho tiempo ingresar a la industria automotriz, pero su cultura de secreto y su presencia dominante sobre los subcontratistas parecen estar impidiéndole establecer asociaciones.

La filial de Hyundai Motor, Kia, había estado en conversaciones con Apple para un posible acuerdo sobre el Apple Car. Pero recientemente, la compañía confirmó que estas llegaron a su fin, debido a la aparente incomodidad de Apple por las presuntas violaciones del secreto sobre el posible acuerdo de fabricación.

Asimismo, comentarios recientes del jefe de Nissan, Ashwanti Gupta, implican que hay más cosas que impiden que los fabricantes de automóviles formen una alianza con el gigante tecnológico. Gupta, ha dado a entender que Apple quiere diseñar, comercializar y vender el automóvil del futuro mientras el fabricante de automóviles solo lo ensambla, algo que aparentemente Nissan no estaría de acuerdo en hacer.

Según una fuente de la industria que ha decidido permanece anónima, los fabricantes han seguido las propuestas de Apple en su negocio tradicional, a pesar de los estrechos márgenes, ya que entrar en la cadena de suministro de la empresa se consideraba una prueba de tecnología superior.

«Apple es conocida por la estricta gestión de su marca. Y a menos que los fabricantes por contrato obtengan grandes márgenes de ganancia, las asociaciones no han sido beneficiosas para ellos en muchos casos»

Pero las condiciones para desarrollar un vehículo futuro parecen menos favorables para Apple que para los fabricantes de automóviles que ya poseen la capacidad de producir vehículos eléctricos. Dada su posición, los fabricantes no se preocupan por el impacto del vehículo de Apple.

Las marcas establecidas, algunas como Hyundai enfocadas en sus propios vehículos eléctricos, tampoco se preocupan por ceder ante Apple, ya que después de años en el negocio automotriz, parece poco probable que estén dispuestas a ser relegados como subcontratistas que simplemente ensamblan vehículos Apple.