El iPhone 15 podría usar un procesador A17 con un proceso de fabricación de 3 nm

    2023 podría ser el año en que lleguen los primeros chips de la serie A fabricados en 3nm.

    El proceso de fabricación de los procesadores es algo crítico para el desarrollo de estos. A menor litografía, mayor número de transistores en el mismo espacio, lo que permite aumentar el rendimiento del procesador en “paquetes” similares, o reducir el tamaño de estos para conseguir el mismo rendimiento con menos energía. De cualquier forma, cada reducción es un gran avance.

    a14
    El chip A14, el cerebro del iPhone 12.

    Es por eso por lo que, cuando se anuncia que en 2023 podríamos tener los primeros procesadores Apple Silicon fabricados en 3 nm, se trata de una muy importante noticia. Según DigiTimes, TSMC estaría planeando aumentar la producción de procesadores con litografía de 3nm a 55.000 unidades al mes en 2022. Y para 2023, alcanzarán las 105.000 unidades mensuales.

    Con estos cambios, se preparan para afrontar los pedidos de sus principales clientes. Y como no, Apple se encontraría entre ellos, lo que nos llevaría a la posibilidad de que tanto los próximos A17 como el futuro M4 estén fabricados en 3 nm. Entre las implicaciones que podría tener ese cambio, nos encontraríamos con un salto generacional similar al que han mostrado el A14 y el M1 estos últimos meses.

    A14 Bionic Apple
    El chip A14 Bionic es el primer procesador de teléfonos móviles realizado con un proceso de nodo de 5nm.

    Para el próximo iPhone 13, que sería lanzado este mismo año, Apple estaría planeando fabricar un A15 con un proceso mejorado de 5nm, que mejoraría el rendimiento y la eficiencia de este en comparación con el A14, aunque no de forma tan notable. A partir del 2022, Apple comenzaría a avanzar hacia los 3nm, primero con un A16 de 4nm, y a continuación saltando a los 3nm con el A17, según indican en MacRumors.

    Así, se avecinan unos años realmente interesantes en lo que a procesadores se refiere. Recordemos que estos cambios no solo se aplicarían a los iPhone, sino también a los Mac con Apple Silicon, así como al iPad y cualquier otro dispositivo de la compañía que funcione bajo ARM. Y lo que puede estar por llegar gracias a ellos… bueno, lo veremos a su debido tiempo, aunque seguro que merece la pena.